• Regístrate
Estás leyendo: Hallan cuerpos de los policías desaparecidos en Tecámac
Comparte esta noticia

Hallan cuerpos de los policías desaparecidos en Tecámac

Se desconocía el paradero de los agentes de seguridad desde el pasado 16 de mayo.
Publicidad
Publicidad

Agentes de seguridad de Tecámac informaron que esta tarde localizaron los cuerpos de Freddy Téllez de la Cruz y de Mario Adán Velázquez Álvarez, policías locales que fueron secuestrados por un comando armado el pasado 16 de mayo, a fuera de la casa de campaña de la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía, Rocío Díaz Montoya.

De acuerdo con información policial, esta tarde una joven solicitó el apoyo a los efectivos, pues señaló que al acudir a revisar una vivienda de su propiedad, ubicada en la calle Cerrada de Puebla, manzana 53 lote 2, en esquina con la avenida Lázaro Cárdenas, misma que, dijo, le rentó a unos desconocidos en días pasados, halló a dos hombres.

La mujer declaró que al no recibir el pago de la renta acudió a la casa que se localiza en Ejidos de Tecámac y cuando nadie le abrió decidió entrar y de inmediato percibió un olor fétido, por lo que decidió llamar a la policía.

Al llegar, los elementos de seguridad descubrieron los cuerpos en estado de descomposición, al parecer enterrados en una fosa clandestina, por lo que solicitaron la presencia del Ministerio Público que al arribar al lugar acordonaron la casa.

Cabe señalar que el sitio del hallazgo se ubica a dos calles de donde ocurrió la desaparición de los dos policías, en la calle Carlos Hank González, entre calle Chiapas y Guerrero.

Hace una semana y tres días, los padres de uno de los uniformados, realizaron una conferencia de prensa en Ecatepec, en la que denunciaron que los dos agentes se encontraban comisionados al cuidado de la abanderada del PRI a la presidencia municipal, Rocío Díaz Montoya.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.