Corte aprueba gubernatura de dos años en Veracruz

El alto tribunal aprobó la reforma que puso en marcha el Congreso local para que el próximo mandatario de la entidad y diputados cumplan un periodo de gobierno de sólo dos años.
Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Con el aval de la Corte, Veracruz cumplirá con las leyes electorales federales, que buscan que los comicios locales sean concurrentes. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó la reforma que puso en marcha el Congreso de Veracruz para que el próximo mandatario de la entidad y diputados cumplan un periodo de gobierno de sólo dos años.

La reforma a la Constitución local, impulsada por el gobernador Javier Duarte Ochoa, establece que para 2016 habrá un gobierno de dos años, por única ocasión y diputados también bianuales.

El argumento que ofreció el gobierno estatal al proponer la reforma fue que la misma buscaba fortalecer la vida democrática de Veracruz y actuar en concordancia con la Constitución Federal.

Con el aval de la Corte, Veracruz cumplirá con las leyes electorales federales, que buscan que los comicios locales sean concurrentes.

El Partido Movimiento Ciudadano impugnó la reforma y llevó el caso al máximo tribunal de justicia del país.

Por unanimidad, el Pleno de la Corte resolvió que el ajuste electoral no viola los principios democráticos y se ajusta al artículo 116 constitucional.

En diciembre de 2014, el Congreso local determinó que se llevara a cabo una elección en junio de 2016 para gobernador y diputados locales para el periodo de dos años entre el 1 de diciembre de 2016 y el 30 de noviembre de 2018, lo que hará coincidentes la elección local y la de los poderes federales.

La jornada electoral será el primer domingo de junio del año de la elección.

En la citada reforma político-electoral que impulsó Duarte y que aprobó el Congreso, también se estableció que un partido político local deberá obtener por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida en cualquiera de las elecciones efectuadas en la entidad, de lo contrario perderá el registro.

De manera excepcional, la jornada electoral del 2018 tendrá verificativo el primer domingo de julio y no de junio, como se establece en la disposición permanente.

También se aprobó suprimir la participación del Congreso local en la definición de los distritos electorales del estado y en la conformación de las autoridades electorales estatales, tanto administrativas como jurisdiccionales.

En lo referente a la acreditación de diputados plurinominales, se fijó como base el tres por ciento de la votación válida emitida y se marcan los límites de sobrerrepresentación y subrepresentación en el ocho por ciento constitucionalmente fijado.

En el caso de los ayuntamientos, la posibilidad de reelección quedó condicionada a tres años, y conforme en Veracruz hay ayuntamientos con periodos de cuatro años, esta modalidad podrá aplicarse para los electos en 2017, que podrían ser reelectos en 2020.

El organismo público encargado de organizar las elecciones dejará de disfrutar de autonomía constitucional, puesto que su funcionamiento estará sujeto a decisiones del órgano electoral nacional, y el Tribunal Electoral estatal queda conformado por tres magistrados.