Como guardabosques, se visten para delinquir

Tres hombres armados fueron capturados por policías de Tlaquepaque después de una denuncia.
Los sujetos quedaron a disposición de la Fiscalía
Los sujetos quedaron a disposición de la Fiscalía (Juan Levario)

Guadalajara

Los dueños de un predio con licencia para tirar escombro denunciaron que unos hombres uniformados y armados les exigían dinero para dejarlos operar y policías de San Pedro Tlaquepaque los capturaron en la colonia El Tajo.

Los sospechosos fueron identificados por la Policía municipal como Moisés Cuevas Ayala, de 33 años; Urbano Alcalá Carapia, de 43, y Pedro Hernández Cernas, de 46. Los tres sujetos quedaron a disposición de la Fiscalía Central para investigar si hay elementos legales para proceder en contra de ellos por algún delito.

Entre los objetos que decomisaron los agentes de Tlaquepaque a los detenidos había una pistola de tipo revólver calibre .38 especial, cargada con tres tiros en la mazorca, una de tipo escuadra calibre 9 milímetros con tres cartuchos útiles, así como una pistola de utilería, imitación de una Pietro Beretta.

En una camioneta Ford Ranger, los tres detenidos llevaban documentación a nombre de una asociación de guardias forestales, pero uno de los detenidos, Hernández Cernas, admitió que no tenían permiso para portar las armas de fuego.

Este jueves, los dueños de los predios ubicados por la brecha a La Milpa entregaron mil 500 pesos a los tres hombres armados cuando dijeron ser miembros del Ejército Mexicano, diciéndoles que no tenían permiso para tirar escombro, y este vierners pretendían cobrarles 2 mil 500 pesos, pero los denunciantes llamaron a los policías municipales para pedir su intervención.

Los agentes de Tlaquepaque capturaron a los tres uniformados cuando iban en el vehículo por la carretera a Calerilla a la altura del camino a Miplillas.

“Tenemos tres meses en la asociación, pero vamos a la sierra y en la sierra es otro ambiente allá, porque los taladores de árboles andan armados, ése era el plan, ni siquiera todavía, estábamos viendo pues el sacar un permiso como debe de ser (para portar armas)”, dijo Pedro Hernández, quien se ostentó como capitán.

Un caso similar

El pasado 1 de julio, la policía de Guadalajara informó sobre la detención de un sujeto que se disfrazaba de sacerdote para estafar a la ciudadanía, el hombre fue identificado como Alberto Hernández Homero, de 42 años de edad. La captura se llevó a cabo en el barrio de San Juan de Dios.

El sujeto se hacía pasar por cura para bendecir negocios y cobrar 300 pesos, además de que supuestamente estaba tramitando un divorcio por 20 mil pesos y gestionaba una plaza en la Secretaría de Educación Pública por 25 mil pesos.