“Gobiernos manipulan estadísticas delictivas”

“Tenemos un problema de violencia que ya no podemos ocultar, sobre todo en elecciones y para obtener fondos federales”, explica.
Edna Jaime Treviño, directora general de la organización.
Edna Jaime Treviño, directora general de la organización. (Javier Ríos)

México

Conocer de manera eficaz y real el número de delitos que se cometen en nuestro país, además de quedar claro que en las 32 entidades federativas se manipulan los datos para beneficio de los gobiernos estatales, es el principal objetivo del análisis "¿Son confiables las estadísticas delictivas?", que lleva a cabo México Evalúa, el cual se espera tener completo y presentarse a principios de 2017.

"Tenemos un problema de violencia que ya no podemos seguir ocultando y, de acuerdo con nuestros estudios, hemos tenido ya algunas conclusiones preliminares donde encontramos patrones que nos indican que hay manipulación en la información delictiva en algunos estados, sobre todo cuando está en puerta una elección o para obtener fondos federales", aseguró Edna Jaime Treviño, directora general de México Evalúa.

En plática con MILENIO, afirmó que esta manipulación de datos, "nos tienen como en una caja negra. De por sí se denuncian pocos delitos y los denunciados se manipulan; hacen que no tengamos idea de lo que está pasando en este país en materia criminal".

Resaltó que el homicidio es de los mejores datos con los que cuentan por dos razones.

"Primero, porque los cadáveres aparecen, y segundo hay otro registro de homicidios que son los de salud, por actas de defunción, con lo que tenemos un muy buen contrapeso para conocer qué tanto se está registrando o no el homicidio".

Acotó que en datos de homicidios la taza se está incrementando de manera acelerada (que de acuerdo a Movimiento Ciudadano, ha aumentado 20 por ciento, en lo que va del año, pues según su conteo se han registrado 15 mil 20).

"Esto nos tiene muy preocupados. En zonas que se habían pacificado el homicidio se está presentando de nuevo, y en zonas pacíficas se están contagiando de violencia. Es un dato que debe mantenernos muy atentos, por lo que es muy importante responder con estrategias inteligentes con base en muy buena información".

Aseveró que e presidente Enrique Peña Nieto, en el último Consejo Nacional de Seguridad Pública, ofreció que habría una respuesta en esta materia en los 50 municipios más violentos.

"Todavía no conocemos cuál es esa estrategia y es buen momento para conocerla, así instituciones que están avocadas a ese tema pueden opinar, aportar e informar las decisiones".

Recalcó que con el análisis "¿Son confiables las estadísticas delictivas?" se conocerá la calidad de nuestra estadística criminal, pues a partir de esa es que se hacen evaluaciones de la política de seguridad, se rinden cuantas sobre la política de seguridad, pero también es a partir de estos registros que se hace política pública.

"Sabemos que en México tenemos mala calidad en los datos, por eso hay un esfuerzo ya de algunos meses por mejorar los registros, por estandarizar una norma técnica, las categorías para el registro, y este proyecto lo que quiere hacer es ver con información disponible. Ya son casi 20 años de información de incidencia delictiva utilizando métodos estadístico sofisticados, ver si hay patrones anómalos, detectarlos y estudiarlos".

Dijo que por ser información preliminar, aún no puede mencionar los estados que realizan prácticas de manipulación, "pero insisto, encontramos patrones interesantes de manipulación de datos cuando hay un proceso electoral en puerta y queremos probarlos, así como para obtener fondos federales".

Jaime Treviño dijo que es muy importante motivar la denuncia.

"Cómo evaluamos a los gobernadores por el nivel de incidencia delictiva si se pone todo tipo de barreras para la no denuncia. Lo que necesitamos es que se denuncie, pues es la puerta de entrada a la víctima al sistema de justicia".

Apuntó que para la realización del análisis se ha contado con el ex policía de Scotland Yard James Patrick, quien ayudó a que en el Reino Unido se mostrara cómo era que las autoridades manipulaban las estadísticas a su conveniencia, al encontrar patrones que ayudaban a disminuir los datos delictivos.