Coahuila declara guerra frontal contra el “narco”

En las reuniones del Grupo de Coordinación Operativa que encabeza Rubén Moreira, se han fraguado las acciones para disminuir la actividad delictiva y se les da seguimiento. 
A principios de año, el gobierno de Coahuila le declaró una guerra frontal al narcotráfico.
En Coahuila, se declaró una guerra frontal en contra del narcotráfico. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

El actual gobierno de Coahuila declaró una guerra frontal contra el narcotráfico y el crimen organizado desde que comenzó a laborar.

Esto con el fin de restablecer el orden, la paz y la tranquilidad en la entidad federativa, compromiso que se ha cumplido con el apoyo del gobierno federal, Sedena y la Marina.

Actualmente se construye un mega cuartel en la Región Laguna, en San Pedro de las Colonias, que albergará a alrededor de tres mil efectivos militares.

Por parte de las autoridades, este combate es un compromiso que se ha mantenido y seguirá hasta el fin de la administración.

Estas autoridades afirman que gracias al trabajo, las familias coahuilenses han podido volver a las calles y espacios públicos, donde previamente reinaba la delincuencia.

La estrategia se ha montado en coordinación con los tres órdenes de gobierno. Se sostiene vigilancia puntual en todas las regiones del Estado, derivando en la detección, decomiso y destrucción de droga y objetos de delito, mercancías destinadas para el consumo de nuestros niños y jóvenes.

En lo que va del presente año en un acto realizado en la ciudad de Piedras Negras, se incineró droga y destruyeron objetos de delito como máquinas tragamonedas y alcohol, todo ello con valor superior a los 285 millones de pesos.

Además en conjunto con las autoridades y las corporaciones, se han construido cuarteles militares en Ciudad Frontera y en Piedras Negras, además de edificarse 6 bases de operaciones militares en los municipios de Guerrero, Hidalgo, Allende, Juárez, Candela y Viesca, con lo que se mejora el mejor tiempo de respuesta para posibles eventualidades, además de tener presencia en zonas limítrofes de nuestro Estado.

Actualmente se construye un mega cuartel en la Región Laguna, en San Pedro de las Colonias, que albergará a alrededor de tres mil efectivos militares.

Parte de la estrategia de seguridad fue atacar las fuentes de financiamiento de la delincuencia organizada regulando la venta, distribución y consumo de alcohol, cerrando casinos, yonques, y prohibiendo carreras de caballos y peleas de gallos, actividades inherentes al juego y las apuestas.

En las reuniones del Grupo de Coordinación Operativa, en las que participan los responsables de la seguridad de los tres órdenes de gobierno y que encabeza el gobernador coahuilense Rubén Moreira, se han fraguado las acciones para disminuir la actividad delictiva y se les da seguimiento a las mismas.

De la misma manera, Coahuila cuenta ahora con más y mejores fuerzas de seguridad, y con una infraestructura de seguridad y procuración de justicia sin precedentes.

Por parte de las autoridades, este combate es un compromiso que se ha mantenido y seguirá hasta el fin de la administración.

También se gestionaron y destinaron recursos para la creación de espacios públicos de convivencia, y para promover actividades deportivas, culturales, de esparcimiento y del cuidado de su salud, como parte de acciones de prevención del delito y en beneficio de nuestra niñez y juventud, y en general de todas las familias coahuilenses.

Al aprovechar el gran apoyo que el gobierno de la República ha brindado a Coahuila, se cuenta ya con más de 230 nuevas preparatorias y 8 nuevas universidades, con lo que se amplió la oferta educativa y hoy nuestros jóvenes tienen más y mejores oportunidades de desarrollo personal.

Estas son parte de las acciones que se tomaron desde el inicio de la actual administración estatal con las que se ha puesto a Coahuila en el camino de la paz y de la tranquilidad.

JFR