Policías de General Terán balean a indocumentados

Dos niños de 6 y 9 años, y otra persona adulta fueron atacados, pues el conductor de la camioneta en que viajaban no hizo alto en un reten de seguridad.
Los menores fueron trasladados en helicóptero para su atención.
Los menores fueron trasladados en helicóptero para su atención. (Especial)

General Terán

Un hombre y dos menores resultaron con heridas por arma de fuego luego de que el conductor del vehículo donde viajaban hizo caso omiso a la señal de alto que le indicaron en un puesto de control.

Los hechos sucedieron la tarde de ayer en el kilómetro 44 más 600 de la carretera que conecta a General Terán con China, a la altura del paraje denominado Las Tórtolas.

Según los informes de la Procuraduría de Justicia, en el sitio resultaron lesionados tres hondureños.

Los heridos fueron identificados como Germán Tabora Pacheco, de 45 años de edad, de Olancho, Honduras; Carlos Miguel Velázquez Aguilar, de 6 años, y su hermano Omar David Velázquez Aguilar, de 9; este último fue reportado como muy grave.

Las pesquisas preliminares revelaron que 19 indocumentados viajaban en una camioneta Chevrolet Suburban, en la cual se dirigían hacia la frontera.

Sin embargo, en el citado kilómetro se encontraba un puesto de control que instaló la Policía Municipal de General Terán, lo anterior a raíz de los hechos violentos que sucedieron en Reynosa.

Los uniformados le marcaron el alto al conductor de la camioneta para una revisión de rutina, pero ignoró a la autoridad y aceleró la unidad de pasajeros.

En ese momento se desencadenó una persecución y, durante los hechos, los oficiales accionaron sus armas de fuego contra la Suburban.

Los proyectiles alcanzaron a tres hondureños y fue entonces que el conductor detuvo la marcha.

Luego de esto la Procuraduría de Justicia inició la respectiva investigación y de inmediato mandó personas de criminalística, ya que en un principio reportaron una balacera.

Un grupo de detectives y otro de peritos se trasladaron al lugar de los hechos, donde iniciaron las pesquisas de campo.

Los ilegales que resultaron ilesos quedaron bajo el resguardo de los agentes de la Policía Ministerial, pero en las oficinas de Seguridad Pública de General Terán.

Mientras que los afectados, por la gravedad de las lesiones, fueron trasladados en helicóptero al Hospital Universitario de Monterrey.

FSAD