En 2015, gasto para blindar hogares fue de 77, 900 mdp

Detalla que la tasa de delitos que sufrió cada persona el año pasado se ubicó en 1.3, en comparación con la de 1.5 registrada en 2014.

México

Aunque la tasa de delitos sufridos por persona pasó de 1.5 en 2014 a 1.3 en 2015, los mexicanos gastaron en ese periodo 17.6 por ciento más en su seguridad individual, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) que ayer presentó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Detalló que el año pasado, los hogares destinaron en total 77 mil 900 millones de pesos, que en mayor proporción fueron destinados a cambiar cerraduras, candados, puertas y ventanas o para colocar rejas y bardas.

Además, en 2015 la delincuencia arrebató a los mexicanos 236 mil 800 millones de pesos (en robos, extorsiones, etcétera), lo que representa 1.25 por ciento del Producto Interno Bruto.

Esto equivale a que cada ciudadano afectado por el crimen perdió alrededor de cinco mil 905 pesos durante ese año.

De acuerdo con el documento, pese a ser uno de los dos delitos que más se cometen en el país, en 2015 las extorsiones registraron la estadística más baja en comparación con años anteriores, pues en solo 4.7 por ciento de los casos se entregó dinero al delincuente, a diferencia del 2010, cuando en 9.3 por ciento de los casos se pagaba lo que el criminal exigía.

Los datos de la Envipe reflejan que las extorsiones y el asalto a bordo del transporte público concentraron 52.4 por ciento de los 29.3 millones de delitos que en 2015 se cometieron en el país, los cuales impactaron a 23.3 millones de víctimas, en una proporción de 28 mil 202 afectados por cada 100 mil habitantes, es decir, 1.48 por ciento más que en 2014.

Una cifra que sobresale es la del Estado de México, en donde a pesar de ser, junto con la Ciudad de México y Jalisco, una de las entidades con más concentración de robo en el transporte público y extorsión, su incidencia delictiva en general bajó en comparación a 2014, al pasar de 33.7 millones de delitos cometidos, a 29.3 millones.

Al presentar los resultados de la encuesta, Adrián Franco, director general de Estadísticas de Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del Inegi, destacó que 2015 es el año en que los ciudadanos han denunciado menos los delitos de los que son víctimas, al acumular una cifra negra de 93.7 por ciento de ilícitos sin atender.

Explicó que de los 29.3 millones de delitos cometidos, solo se denunció 10.5 por ciento ante alguna autoridad local, mientras que 89.3 por ciento no fue denunciado.

Los motivos fueron por considerarlo pérdida de tiempo (33 por ciento) y desconfianza en la autoridad (16.6 por ciento), entre otros.

Del 10.5 por ciento que sí fue denunciado, en 59.6 por ciento de los casos se inició una averiguación previa o carpeta de investigación, es decir, que solo en 6.3 por ciento del total de los delitos a escala nacional se tuvo una denuncia o una investigación.

El resto, dijo Franco, es la cifra negra: 93.7 por ciento de los delitos no tuvo denuncia o no se abrió averiguación previa, cifra similar a los años recientes.

Añadió que 43.2 por ciento de los denunciantes tardaron dos horas o menos en el Ministerio Público y 25.9 por ciento más de cuatro horas.

Por entidad, la cifra negra más grande la tiene Guerrero, donde 97.5 por ciento de los delitos no se denuncia ni tiene investigación.

La encuesta también arrojó que en 2015, 34 por ciento de los hogares fue víctima de algún delito; que se cometieron 64 mil 459 secuestros, 23.4 por ciento menos que en 2014.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]