Tras fuga de reos, cierran prisión en Chihuahua

En lo que va del año, la Fiscalía del Estado ha cerrado los penales de Ojinaga, Guadalupe y Calvo y Jiménez, por no contar con las medidas de seguridad necesarias.
Los reos fueron reubicados.
Los reos fueron reubicados. (Cortesía )

Ciudad de México

Tras la fuga de cinco reos del penal municipal de Delicias, la Fiscalía General de Chihuahua (FGE) decidió "por seguridad" cerrar definitivamente ese lugar y trasladó a los reos al Cereso Estatal Número 2 de esta capital.

“En lo que va del año, la Fiscalía General del Estado ha realizado el cierre de los penales de Ojinaga, Guadalupe y Calvo y Jiménez, ya que no contaban con las medidas de seguridad necesarias para su operatividad”, se resaltó.

Al tiempo en que las autoridades de los tres niveles de gobierno mantienen un operativo para recapturar a los prófugos, los cuales contaron presuntamente con el apoyo del comandante y de tres custodios, se informó que el objetivo del cierre es para mantener la paz en el sistema penitenciario.

“En un exitoso operativo, 81 internos fueron trasladados al Cereso Número 2 -Unidad de Bajo Riesgo-. El traslado se suma a los 150 reos que fueron reubicados este sábado a los penales certificados del estado”, se indicó la noche de este domingo.

“Se decidió el cierre definitivo del penal por cuestiones de seguridad, por lo que la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales inició a las 13:30 horas de este domingo la extracción de los internos en el que participaron 20 unidades oficiales, más de 50 elementos de la Policía de Seguridad y Custodia, así como dos camiones de traslado”, detalló.

Luego de que los reos fueran concentrados en el penal estatal, se indicó que formarán parte de las actividades de reinserción social, las cuales mejorarán sus condiciones de vida, pues el penal fue certificado por la Asociación Americana de Correccionales (ACA).

“Por lo anterior, la cárcel de Delicias que era administrado por el gobierno municipal, dejó de operar como tal este día, lo cual representará un importante ahorro en las finanzas del citado municipio”, concluyó la fiscalía.

Cabe destacar que los reos que lograron fugarse del penal municipal, contaron, de acuerdo a la FGE, con el apoyo de los custodios, los cuales fueron identificados como: Jorge Pablo Ramírez, coordinador del turno nocturno.

Además, Jorge Armando Solís Layzola, encargado de la puerta de acceso; Víctor Manuel Núñez Quintana, encargado de las llaves de las celdas donde se encontraban los reos fugados, y Alan Leobardo Morales Romero, quien abandonó sus funciones, dejando sin el apoyo a su compañero en los patios de la cárcel.

Por último, los reos, que con armas de alto poder, se dieran a la fuga, fueron identificados como: Óscar Altamirano González, Carlos Guadalupe Salinas Esquivel, José Ángel Salinas Hernández, Luis Carlos Díaz Corral y Álvaro Orozco Lara.