Hay pistas sobre fosas de guerra sucia en Guerrero

Vamos a realizar algunas excavaciones tras recibir información sobre las fosas, dijo Enrique González, presidente de la Comisión de la Verdad sobre la Guerra Sucia.
Fosas clandestinas en San Fernando
Fosas clandestinas (archivo) (Especial)

Ciudad de México

La Comisión de la Verdad sobre la Guerra Sucia de los años setentas dio a conocer que tiene pistas sobre la ubicación de fosas clandestinas, en donde al parecer están sepultados los cuerpos de hombres y mujeres que fueron ejecutados de manera extrajudicial.

En las instalaciones del Congreso de Guerrero, José Enrique González Ruiz y sus compañeros, Pilar Noriega, Nicomedes Fuentes y Arquímedes Morales Carranza, presentaron su cuarto informe de avances relacionados con la investigación sobre hechos relacionados con la Guerra Sucia de los años setenta.

Con la presencia de un solo diputado; Jorge Salazar Marchan en su calidad de presidente de la Comisión Legislativa de Derechos Humanos, el presidente de la Comverdad expuso que la principal adversidad que se enfrenta, es la clasificación de datos que permitiría llegar al fondo en cuanto a la ubicación de los justiciables, pero existen órganos de gobierno que se resisten a proporcionar la información que se requiere.

Sin embargo, indicó que a la Comisión han llegado aportaciones importantes que ayudarán en mucho a conocer la verdad histórica de lo ocurrido en la década comprendida entre 1969 y 1979.

"Vamos a realizar algunas excavaciones porque hemos recibido testimonios sobre posibles lugares donde hayan sido enterrados los restos de personas desaparecidas, la Comisión de la Verdad investiga los posibles lugares para realizar la excavación, y solicitar permiso para la correspondiente exhumación".

El que se puedan encontrar más restos de la década de referencia, involucrados en señalamientos hechos por el gobierno estatal o federal para los integrantes de la comisión es trascendental.

Anticipó que la información se manejará con mucho cuidado, por eso se abstuvo de mencionar la cantidad de casos reportados por familiares y sobrevivientes de la época.

Sin embargo, dijo que hay un compromiso del Gobierno Federal en el sentido de otorgar las facilidades para que se haga justicia en los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la Guerra Sucia, lo que implica seguir en los trabajos hasta llegar a la verdad.

González Ruiz, ex rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), dijo que a pesar de las posturas que se plantean en los diferentes niveles de gobierno, en realidad existe un gran cúmulo de evidencias en torno al hecho de que hubo todo un patrón de desapariciones; torturas, desapariciones forzadas, ejecuciones arbitrarias y otros crímenes de lesa humanidad".

Calificó este episodio trágico y doloroso para la historia de Guerrero, sin embargo insistió en la necesidad de reconocerla en toda su dimensión para que nunca más se registren hechos similares.

En el evento estuvo presente Manuel Olivares Hernández, representante de la Red de Organismos de Derechos Humanos del Estado, quien sostuvo que la Guerra Sucia no ha parado, lo que se puede confirmar con la larga relación de dirigentes sociales asesinados, desaparecidos y encarcelados de los últimos años.

Entre los muertos recordó los casos de Arturo Hernández Cardona en Iguala, Rocío Mesino Mesino en Atoyac, Juventina Villa Mojica en Petatlán y Raymundo Velázquez Flores en Coyuca de Benítez, entre otros.

De los casos de desaparecidos recordó los nombres de Eva Alarcón Ortiz y Marcial Bautista Valle, campesinos ecologistas interceptados en la carretera Zihuatanejo-Acapulco el 8 de diciembre de 2011, de los que hasta el momento no se sabe nada.

Y entre los encarcelados habló sobre al menos 50 líderes de diferentes organizaciones sociales que purgan condenas en diferentes penales, lo mismo en Guerrero que en otras partes de la República, solo por abanderar causas populares y contrarias al interés del Estado.