Personal de la CNDH revisa fosas en Tetelcingo, Morelos

Personal del organismo realizó una inspección en el lugar en el que la Fiscalía de Morelos enterró más de 100 cuerpos, a fin de recabar datos para fortalecer la investigación sobre el caso.

Tetelcingo

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) llegó este miércoles a Tetelcingo, en Morelos, para iniciar su investigación en torno al depósito irregular de más de una centena de cuerpos en una fosa común por parte de la Fiscalía General del estado.

La diligencia de la CNDH busca reunir la mayor cantidad de elementos para resolver de fondo el caso que salió a la luz pública a partir de la investigación de una familia morelense que encontró en este cúmulo de cadáveres el de su hijo, asesinado en 2013 y enviado a la fosa común en 2014, pese haber estado identificado.

Enrique Guadarrama López, segundo visitador de la CNDH, encabeza la diligencia que consiste en verificar la existencia de las fosas, el resguardo de las mismas, conocer la opinión y detalles de las autoridades locales, y tomar las declaraciones a los familiares de Oliver Wenceslao.

La diligencia de la CNDH busca obtener la mayor cantidad de datos para fortalecer la próxima visita del ombudsman Luis Raúl González Pérez.