Dictan formal prisión a chofer de la ruta 368

La pena que se le podría imponer va de los 25 a los 50 años de prisión. 
Leopoldo Martín Soberano Castro, chofer de la ruta 368.
Leopoldo Martín Soberano Castro, chofer de la ruta 368. (Cortesía @FiscalíaJal)

Guadalajara

Tras encontrar elementos suficientes, el Juez Sexto en Materia Penal le dictó auto de formal prisión a Leopoldo Martín Soberano Castro, de 52 años, chofer de la ruta 368, quien arrolló a 20 personas, entre ellas una estudiante de 18 años que perdió la vida, en hechos ocurridos cerca del cruce de Periférico y Parres Arias, el pasado 7 de marzo.

El Ministerio Público consignó el 9 de marzo a Soberano Castro  por los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, lesiones culposas y abandono de personas, mismos que confirmó el Juez y por los cuales el conductor enfrentará el proceso penal privado de su libertad, ya que dichos delitos son considerados graves y no tiene derecho a fianza.

La pena que se le podría imponer a Soberano Castro va de los 25 a los 50 años de prisión.

El viernes 7 de marzo, el chofer conducía una unidad de transporte de la ruta 368, pero al llegar a la parada que está afuera de la Preparatoria número 10, perdió el control del volante al conducir el vehículo a exceso de velocidad e invadió la banqueta. Soberano Castro fue detenido a cien metros de donde ocurrió el accidente por un grupo de civiles y policías de Zapopan.

En relación a los hechos, y de acuerdo con los elementos de prueba recabados por el Ministerio Público, el conductor de la ruta 368 incurrió en conductas que encuadran en delitos calificados como imprudenciales, sin embargo, debido a que se demostró que el chofer, de manera intencional puso la unidad en reversa y causó mayores daños a los agraviados, también fue consignado por delitos dolosos.

Al dictar la formal prisión, el Juez consideró la agravante de la ventaja, pues Soberano Castro le provocó lesiones que causaron la muerte de María Fernanda cuando ésta estaba caída y el chofer se echó en reversa.

También confirmó la presunta responsabilidad del inculpado en el delito de homicidio calificado en grado de tentativa, pues al igual que María Fernanda otras dos personas sufrieron lesiones que pusieron en riesgo su vida cuando Soberano Castro se echó en reversa para luego escapar. Estas dos víctimas aún permanecen hospitalizadas.

El Juez también encontró elementos de prueba por lo que ve al delito de lesiones culposas en agravio de los jóvenes que resultaron lesionadas en los mismos hechos.