Fiscalía investiga robo en homicidio de escolta

Julián Guerrero Barrios, ex comandante, murió en un tiroteo que se registró la noche del lunes en la colonia Las Águilas, cuando fue a dejar a una mujer.
La víctima fue militar y perteneció a un grupo de elite.
La víctima fue militar y perteneció a un grupo de elite. (Juan Levario)

Guadalajara

La muerte de Julián Guerrero Barrios, de 55 años de edad, ex comandante de la Policía Rural y ex integrante de un grupo elite del Ejército, apunta a un posible robo, informó personal de la Fiscalía General del Estado.

En la versión de las autoridades estatales, el hombre habría sido interceptado con la finalidad de despojarlo de una camioneta Dodge Ram 2500, color blanco, de modelo reciente, la cual había dejado estacionada en la intersección de las calles Río Santiago y Río Juchipila, en la colonia Las Águilas, en Zapopan, pero al tratar de impedir el robo se registró un tiroteo en el que la única víctima fue él.

De acuerdo al reporte de la autopsia, Guerrero Barrios –conocido como GI Joe o Rambo, por su físico– falleció a consecuencia de heridas producidas por proyectil de arma de fuego en tórax y abdomen, además, el agente del Ministerio Público adscrito al Servicio Médico Forense informó que junto al cuerpo se halló una pistola calibre 9 milímetros, que se presume era propiedad de la víctima.

El hombre trabajó hasta 2007 como comandante de la Policía Rural siendo separado del cargo por contar con antecedentes penales dentro de la milicia. Una fuente cercana a la investigación señaló que Guerrero Barrios trabajaba como escolta de María Luisa Martínez Almaraz, directora general de Evaluación y Seguimiento Institucional de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública en Gobierno del Estado.

En la formación de Guerrero Barrios destaca su grado militar como Teniente Coronel e integrante del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, conocido como GAFE.

En 1997 fue relacionado con varios secuestros que se registraron en San Juan de Ocotán, en Zapopan, con la finalidad de recuperar un arma que le había sido robada a un compañero, incluso, Guerrero Barrios fue condenado a pasar quince años en una prisión militar, de los cuales sólo cumplió cinco.

El cuerpo fue reclamado por una mujer que se acreditó como esposa de la víctima y declaró ante las autoridades ministeriales desconocer las circunstancias en las que se registró la agresión, pues sólo le habían avisado que Guerrero Barrios estaba muerto.

Claves

El ataque

- La agresión se registró a las 21:30 horas del lunes, cuando el hombre fue a dejar a una mujer a su casa

- Según testigos, los agresores fueron dos hombres que portaban armas largas

- La víctima intentó repeler la agresión con su arma de cargo

- El cuerpo quedó tendido sobre la banqueta

- El vehículo del fallecido presentaba impactos de grueso calibre en la estructura