• Regístrate
Estás leyendo: Fiscalía General deja pendiente información sobre homicidios
Comparte esta noticia

Fiscalía General deja pendiente información sobre homicidios

Hace cinco meses, Gustavo Adolfo Guerrero asumió la titularidad del área, pero la poca distribución de datos sobre los casos ha dejado dudas sobre la efectividad en su cargo.
Publicidad
Publicidad

A cinco meses de asumir como fiscal general de Justicia de Nuevo León, los casos que le han tocado investigar a Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez han dejado mucho que desear en materia de información.

Y es que la comunicación del estatus de los casos parece no hacer la diferencia con esta nueva figura desligada del Gobierno del Estado, porque se desconoce si fueron resueltos, su seguimiento y las detenciones o la falta de éstas de los presuntos implicados.

Ejecuciones dentro y fuera de negocios, restaurantes y antros, el asesinato de una periodista, la muerte de dos ancianas en un asilo clandestino y el fallecimiento de un pasajero de la Ruta 68 Villa Juárez-Villagrán tras defender a una joven, entre otros, parecen haber quedado en el olvido.

El pasado 9 de marzo, Guerrero Gutiérrez tomó protesta al cargo de fiscal general del Estado de Nuevo León, por un plazo de seis años ante el Congreso del Estado.

Sin embargo, un día después, el fiscal fue recibido con la ejecución a balazos de un hombre en el estacionamiento del restaurante La Torrada, en la Valle Oriente, en San Pedro Garza García, sin que hasta el momento se dé a conocer la identidad de los responsables.

El 13 de marzo, un incendio en el asilo clandestino, ubicado en la colonia Roma, de Monterrey, dejó a María Concepción Ocañas González y Consuelo Guajardo Lozano, de 88 años, muertas, así como 12 personas intoxicadas. El caso prácticamente quedó en el olvido.

La Fiscalía tampoco dio a conocer el seguimiento de la investigación del hombre acribillado y muerto, además de dos lesionados, entre ellos, el propietario de El Rey del Cabrito, Jesús Martínez, en un ataque a balazos perpetrado el 22 de marzo en el estacionamiento del negocio.

Otros expedientes que se encuentra sin detalles es el ataque a un empresario en el Metropolitan Center, en San Pedro, que desató una persecución.

Una ejecución más de la que no se aportaron detalles fue la de Sabás Canavati Dahuabe, de 28 años, asesinado a quemarropa por dos hombres armados en Centrito Valle, cuando conversaba con una pareja afuera de un restaurante.

Además, un grupo de 14 presuntos delincuentes fueron detenidos en la Plaza Antalya tras un tiroteo con policías que finalmente intervinieron en un secuestro fallido en un restaurante, sobre avenida Miguel Alemán. Posteriormente dejaron en libertad a la mayoría de ellos.

El 9 de abril, en el corazón de Monterrey, a plena luz del día, una pareja fue asesinada a balazos cuando se encontraba en una fonda, pero el caso quedó reservado.

Un mes después, el pasajero Juan Heriberto Reyna, de 27 años, regresaba del centro a bordo de la Ruta 68 Villa Juárez-Villagrán, cuando fue asesinado al defender a una joven, víctima de tocamientos por un hombre a bordo de la unidad.

En el caso del asesinato de la periodista Alicia Díaz, se informó que había dos detenidos, entre ellos su ex esposo, pero no se brindaron más detalles del autor material.

Otro de los casos sin aclarar fue el de Magda Beatriz García, de 29 años, y con 8 meses de embarazo, que fue asesinada a cuchilladas y a golpes en su casa en la colonia Unidad Pedreras.

El pasado 7 de julio, una ola de ataques a seis bares de Monterrey y su área metropolitana dejó un saldo de 12 muertos y siete heridos, vinculado por el presunto cobro de piso a los negocios. La autoridad enmudeció y ya no se conoció de este ataque masivo. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.