No hay riesgo de que ‘Napo’ sea detenido: abogado

Marco Antonio del Toro, abogado de Napoleón Gómez Urrutia, dijo que pese a la ficha roja emitida por Interpol no hay cambio en la situación del líder minero, ya que en Canadá no está detenido.
El líder de los mineros escapó a Canadá para evitar su detención.
El líder de los mineros permanece en Canadá desde hace varios años para evitar su detención. (Cuartoscuro )

Ciudad de México

Napoleón Gómez Urrutia no está en riesgo de ser detenido, pese a que ayer la Procuraduría General de la República dio a conocer que la Interpol emitió una ficha roja en su contra, aseguró su abogado, Marco Antonio del Toro.

"Esto no significa que el licenciado Gómez Urrutia se encuentre en riesgo de detención", afirmó el abogado ya que primero un juez en Canadá, donde el líder minero está desde 2006, debería emitir una orden de aprehensión en su contra.

"En Canadá la ficha roja de Interpol no tienen una injerencia directa en la libertad personal, salvo que se lograra un proceso de extradición, lo cual desde el 2004 formularon esa solicitud de extradición que ha sido rechazada sistemáticamente por no tener elementos", explicó en entrevista con MVS Radio.

Del Toro señaló que en 2006 se emitió una ficha roja de Interpol contra Gómez Urrutia, la cual fue cancelada en 2012 después de que la defensa demostró que ésta había sido solicitada con base en órdenes de aprehensión que concluyeron en sentencias absolutorias.

Señaló que "hay una serie de elementos que permiten acreditar una conducta indebida desde un punto de vista jurídico, y eso lo valoró en su momento Interpol como persecución política". Anticipó además que si Interpol reevaluó el caso, interpondrán un amparo.

Indicó que la PGR sabe que nadie puede ser acusado dos veces por el mismo delito y recordó que de 11 acusaciones que se han hecho contra Napoleón Gómez Urrutia por desviar 55 millones de dólares del fideicomiso minero, "10 de manera firme ya dieron lugar a su absolución".

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, Del Toro afirmó "categóricamente que a Napoleón Gómez Urrutia no se le va a extraditar a México".

Explicó que en materia de extradición hay dos momentos, uno en el que se solicita la detención con fines de extradición y otro en el que se formaliza la solicitud de extradición.

Detalló que México hizo la primera solicitud, la cual le fue negada. Posteriormente el propio Gómez Urrutia "se amparó porque no pedían su extradición, no la formalizaban", y cuando las autoridades mexicanas lo hicieron, "hace años", también fue rechazada.

Napoleón Gómez Urrutia se autoexilió en Canadá en 2006, luego de que la PGR lo acusó de desviar 55 millones de dólares del fideicomiso minero.

En mayo de 2008 Gómez Urrutia fue nombrado secretario general del sindicato minero. La Secretaría del Trabajo se negó a reconocerlo, pero debió hacerlo dos años después, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación le concedió un amparo al líder gremial.