Inician búsqueda de cuerpo de mujer asesinada en Puebla

José María Sosa fue consignado ante un juez y trasladado al reclusorio de San Miguel luego de confesar el asesinato de Paulina Camargo, su novia de 19 años que estaba embarazada de cuatro meses.

Puebla

Elementos de la Procuraduría General de Justicia, Protección Civil, Bomberos y Cruz Roja hacen labores de búsqueda en el relleno sanitario de Chiltepeque, en Puebla, en busca del cadáver de la joven Paulina Camargo Limón quien presuntamente fue asesinada por su novio y su cuerpo arrojado a un contenedor de basura de la unidad habitacional La Margarita.

Luego de que la noche del sábado José María Sosa, novio de la víctima, confesó ante la Procuraduría General de Justicia del Estado que había asesinado a la joven y que arrojó el cuerpo a un contenedor de basura de esa unidad habitacional donde vivía. Dijo que llevó a Paulina a ese lugar el martes pasado, el mismo día de la desaparición y fecha en la que cometió el crimen.

La diligencia ministerial llegó encabezada por el director de averiguaciones previas de la zona sur, Jaime Huerta Ramos, seguido de los grupos de rescate de diversas corporaciones para tratar de localizar el cuerpo.

Paulina Camargo Limón, de 19 años de edad, con un embarazo de casi 5 meses y quien era buscada desde el pasado 25 de agosto, fue asesinada por su novio José María Sosa, de 20 años, quien así lo confesó este sábado en la Procuraduría General de Justicia (PGJ), al reconocer que no se quería hacer responsable del bebé.

La abogada de los familiares de Paulina, Marisol Montes, informó en entrevista con MILENIO que el novio se declaró "confeso", por lo que el joven originario de San Andrés Tuxtla, Veracruz, fue trasladado este mismo sábado al reclusorio de San Miguel de la ciudad de Puebla.

El novio habría declarado que fue en su departamento donde privó de la vida a Paulina y luego la arrojó en un contenedor de basura de la unidad habitacional La Margarita. Por lo que este sábado se observaba presencia policiaca en la zona.

Los papás de la joven, Rocío Limón y Rolando Camargo, ofrecieron una rueda de prensa para dar a conocer el homicidio y pedir que se haga justicia, luego de que el joven, estudiante de Ingeniería Mecánica de la Universidad del Valle de México, campus Puebla, se declarara confeso.

José María estuvo en calidad de presentado desde el pasado 25 de agosto en la PGJ y en sus declaraciones manifestó que después de acudir a una cita médica con Paulina, a Plaza del Sol, en esta ciudad, le pidió un taxi para que ella se fuera a su casa.

Sin embargo el joven cayó en contradicciones y es que el pasado viernes fuentes ministeriales reportaron que había un video en el que se observaba a José María subiendo con Paulina a un taxi.

Los familiares de la joven, quienes la buscaron a través de redes sociales, reportaron hace unos días que el joven de 20 años no quiso asumir la responsabilidad de ser padre, y Paulina tampoco se lo exigió.

No obstante, algo lo hizo cambiar que la buscó hace poco más de una semana para convencerla de querer estar con ella y con el hijo que esperaban.