Hallan muerta a familia mexicana en Chicago

La policía investiga la muerte de dos niños, dos mujeres y dos hombres cuyos cuerpos tienen señales de golpes; el padre trabajaba en una fábrica y la madre era ama de casa.

EU

La policía en Chicago investiga la muerte de dos niños, dos mujeres y dos hombres cuyos cadáveres fueron hallados con señales de golpes dentro de una casa en el sur de la ciudad. De acuerdo con un familiar cercano, eran originarios de México.

Eugene Roy, jefe de detectives en la policía de Chicago, informó que las víctimas sufrieron golpes contundentes. Los cadáveres fueron hallados el jueves por la tarde, cuando la policía en un principio dijo que cuatro hombres, una mujer y un niño habían sido asesinados. La policía lo considera un caso de homicidio múltiple.

El Departamento de Policía de Chicago identificó a las víctimas como Rosaura Hernández y Noé Martínez, ambos de alrededor de 60 años; sus dos hijos Noé (de unos 40 años) y María Herminia Martínez (de unos 30), así como los dos hijos de ésta, Alexis, de 10 y Leonardo, de 13.

Fuentes oficiales confirmaron que los cuatro adultos tienen la nacionalidad mexicana y los dos menores eran estadunidenses de origen mexicano.

"Eran una familia normal. Todo estaba bien", dijo Noemí Martínez, de 29 años, desde Dallas durante una entrevista telefónica en español. Detalló que su esposo es primo y sobrino de los que vivían en la casa.

Martínez dijo que el padre trabajaba en una fábrica en Chicago y que la madre era ama de casa. Eran originarios de la comunidad de La Noria, Guanajuato, y vivían en Chicago desde hace nueve años.

El superintendente interino de la policía de Chicago, John Escalante, dijo que las autoridades están tratando de localizar a familiares.

Roy detalló que no había indicios de que hubieran forzado la entrada a la casa en el vecindario Gage Park, la vivienda no fue saqueada y las víctimas no estaban atadas.

Escalante dijo a los reporteros el jueves que parecer ser un incidente aislado y que no hay mayor amenaza a la comunidad, aunque la policía envió patrullas adicionales al vecindario como medida de precaución. También dijo que existe "una posibilidad" de que se trate de un homicidio-suicidio.

El portavoz de la policía Anthony Guglielmi dijo que "todavía" no están buscando sospechosos.

Escalante detalló que la policía acudió el jueves en la tarde a la casa después de recibir un aviso de un compañero de trabajo preocupado por alguien que vivía ahí. Esa persona había faltado dos días al trabajo, lo cual era "altamente inusual y muy sospechoso", dijo el superintendente.

La policía llegó a la casa poco después de la 1 de la tarde y al mirar dentro vieron un cadáver; entraron y hallaron a los otros cinco.

Azucena Martínez, una familiar de las víctimas, abrió una página en el sitio de internet para recaudación de fondos "gofundme.com", en la que informa que la ayuda servirá para el envío de los cuerpos a México.

En 18 horas, el sitio había recibido más de ocho mil dólares en donaciones, de los 11 mil que tiene como meta recaudar.