Fiscalía de Veracruz perdió muestras de familia queretana

Las autoridades declararon haber encontrado en Alvarado los restos de la familia Sánchez Pérez, reportada como desaparecida en septiembre de 2016.
Las investigaciones indican que la privación ilegal de la libertad de la familia obedecería a la relación de una de las víctimas con otras personas.
La fiscalía basó el hallazgo en unas tarjetas y credenciales que fueron encontradas en el lugar. (Especial)

Querétaro

La organización Desaparecidos Justicia AC Querétaro acusó a la Fiscalía General de Veracruz de no encontrar las muestras genéticas para confirmar que tres de los restos exhumados de las ocho fosas en Veracruz pertenecen a la familia Sánchez Pérez, como lo informó el fiscal Jorge Winckler ayer.

La representante de la organización, Brenda Rangel, aseguró que horas después de que la familia de los tres queretanos desaparecidos en septiembre de 2016 se enteró del hallazgo de los restos, la fiscalía de Veracruz les dijo que no podía confirmarlo porque no encuentran las muestras de ADN.

Rangel dijo que habló con el fiscal veracruzano Luis Eduardo Coronel y que el funcionario reconoció que no saben donde están las muestras genéticas.

"Dado que se perdieron las muestras de muchas familias, esto es aberrante, que tan irresponsablemente, por encontrarse con identificaciones​ den por hecho que son los familiares, no es la primera vez que la fiscalía de Veracruz se equivoca en estos procesos, violando protocolos, con una completa insensibilidad", puntualizó.

Explicó que la fiscalía basó el hallazgo en unas tarjetas y credenciales que fueron encontradas en el lugar, "y con eso le basta para suponer que se trata de los familiares, sin embargo, no se han tomado los cotejos correspondientes a su identificación".

Por su parte, el secretario de Gobierno de Veracruz, Juan Martín Granados Torres, informó que aunque hay indicios de que los restos pertenecen a los queretanos en la fosa, prefieren esperar los resultados de las pruebas de ADN.

AER