Matrimonio denuncia falso secuestro de su hijo

Francisco López y Rosalba Hernández habían celebrado su aniversario de bodas en un bar de Gómez Palacio, cuando regresaron a Torreón retiraron dinero en Elektra para pagar el supuesto rescate.
El esposo de la denunciante fue arrestado por alterar el orden, ya que se metió a Elektra a reclamar sobre el supuesto secuestro.
El esposo de la denunciante fue arrestado por alterar el orden, ya que se metió a Elektra a reclamar sobre el supuesto secuestro. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Tras festejar su aniversario de bodas en un bar de Gómez Palacio, un matrimonio fue víctima de un supuesto secuestro, ya que un hijo de los festejados fue privado de la libertad por hombres armados, quienes se lo llevaron a bordo de un Ford Grand Marquis.

El reporte policiaco que entró al mediodía de este lunes, indicó que el botón de pánico había sido apretado desde el interior de la tienda Elektra, ubicada en la esquina del bulevar Independencia y calle Leona Vicario en el Centro.

Tras el supuesto secuestro, el Código Rojo fue activado lo que ocasionó una gran movilización policiaca sobre el bulevar Río Nazas, así como en las colonias Moderna, Eugenio Aguirre Benavides y Los Ángeles. La Policía Municipal y la Estatal determinaron tras las indagatorias que realizaron, que el llamado del auxilio del supuesto secuestro fue falso.

La perjudicada le dijo al cajero que a su hijo lo habían secuestrado y el dinero que sacó sería para pagar el rescate, por lo que el empleado apretó el botón de pánico.

Francisco López y Rosalba Hernández, quienes aparentemente se les observada en estado de ebriedad, se entrevistaron con varios oficiales de la Policía Municipal, a las afueras de la tienda Elektra.

La madre del secuestrado explicó a los policías que ella y su esposo festejaban su aniversario de bodas en un bar de Gómez Palacio y al salir abordaron un taxi y arriba del carro, el chofer y su acompañante los obligaron a pagar el supuesto rescate que sería de siete mil pesos.

La denunciante enfatizó que el taxista los llevó a su casa ubicada sobre la avenida Corregidora y al llegar su hijo de nombre Ismael López, de 28 años de edad, abrió la puerta y sin mediar palabra unos individuos armados lo subieron a la fuerza a un carro y se retiraron con rumbo desconocido.

Una vez que su hijo fue privado de la libertad, el taxista la llevó junto con su esposo a Elektra, en donde retiraría mil pesos para pagar una parte del rescate.

La perjudicada le dijo al cajero que a su hijo lo habían secuestrado y el dinero que sacó sería para pagar el rescate, por lo que el empleado apretó el botón de pánico. Al lugar llegaron varias patrullas de la Policía Municipal y Estatal, mientras que otras habían montado un operativo de búsqueda.

Rosalba Hernández cayó en una serie de inconsistencias y contradicciones, al final confundió todo, ya que en tres ocasiones cambió historia del supuesto secuestro. También dijo que su hijo se dedicaba a la albañilería y estaba en la Ciudad de México.

Los policías le explicaron la manera de proceder y le sugirieron que interpusiera la denuncia correspondiente en las instancias correspondientes. Finalmente, el esposo de la denunciante fue arrestado por alterar el orden, ya que se metió a Elektra a reclamar sobre el supuesto secuestro.