Niños sustraídos de su país por uno de los padres deberán ser restituidos

La Corte resolvió que los demandantes deberán reclamar la restitución antes de que se cumpla un año de la desaparición del menor.

Ciudad de México

Los niños que son sustraídos ilegalmente de su lugar de origen por uno de sus padres y que sean localizados en México, sin importar el tiempo transcurrido, deberán ser restituidos a su nación, porque de no hacerlo el Estado mexicano estaría convalidando actos ilegales e incumpliendo con sus obligaciones internacionales.

Así lo resolvió la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), quien con el fallo trazó el camino para los tribunales de cómo deben solucionar este tipo de asuntos.

Para que la medida aplique, los demandantes deberán reclamar la restitución antes de que se cumpla un año de la desaparición del menor como establece la Convención sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores.

La mayoría de los progenitores que sustraen a menores de edad, argumentan que por los años que han pasado con sus hijos, éstos se han adaptado a su nuevo ambiente, motivo por el cual se oponen a que regresen con la mamá o el papá.

La sentencia de la Sala derivó del caso de la chilena Evelyn Lagos Marambio Fuente. La mujer impugnó la resolución de un tribunal federal que rechazó devolverle a su hija Ivania, quien fue sustraída ilegalmente de su domicilio en Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos, el 12 de febrero 2011.

La niña que ahora tiene casi 10 años de edad, fue localizada tres años después en Chihuahua, junto a su padre, Iván Martín Saucedo Fávila.

El mexicano alegó que como se encontraba de manera ilegal en territorio estadunidense, fue deportado y se trajo a su hija. Sin embargo, nunca dio aviso a su ex pareja del lugar donde se encontraba.

Una vez localizada, y después de los recursos correspondientes, el tribunal colegiado determinó que la menor no debía regresar a Estados Unidos en virtud de que se encontraba integrada a su nuevo medio ambiente, por lo que se actualizaba una de las excepciones previstas en el Convenio de La Haya. La madre impugnó el fallo y el caso llegó a la Corte.

Bajo la ponencia del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, la Primera Sala ordenó la restitución inmediata de Ivania, tras comprobarse que fue sustraída ilegalmente y que la madre cumplió en tiempo y forma con los requisitos que marca la Convención.

Los ministros aplicaron los criterios que dicta la Convención sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, conforme a la cual la restitución inmediata del menor constituye la regla general para la protección de los menores sustraídos.

Dejaron claro que el sistema previsto por dicho convenio reconoce ciertas excepciones extraordinarias a dicha obligación general, como la excepción de que el menor se encuentre adaptado a un nuevo medio ambiente sólo procede cuando la solicitud de restitución se haya presentado después de un año a la sustracción del menor.

Los ministros subrayaron que el tiempo que haya trascurrido por dilaciones en el procedimiento de restitución, no puede ser considerado para negar la restitución, cuando esta fue solicitada dentro de ese periodo.

"De otro modo, el Estado mexicano estaría convalidando actos ilegales e incumpliendo con sus obligaciones internacionales", señaló la Sala.

Es así como la Primera Sala determinó revocar la sentencia y negar el amparo al padre de la menor, señalando que el interés superior del menor tiene una importancia primordial en todas las cuestiones relativas a la custodia.

"Y entre las manifestaciones más objetivas de lo que constituye este interés superior se encuentra su derecho a no ser trasladado o retenido ilícitamente en perjuicio de su integridad física y psicológica. Así, si la madre de la menor hizo todo lo que tenía a su alcance para localizar a su hija, el Estado mexicano no puede convalidar un acto ilegal por el simple trascurso del tiempo", apuntó.