Por falla mecánica ocasiona carambola con tráileres

El percance dejó daños por más de 200 mil pesos y la interrupción de la circulación sobre el Libramiento Poniente por más de 45 minutos. 
Debido a la falta de luz en una camioneta que quedó varada, los camiones no pudieron detenerse e impactarse.
Debido a la falta de luz en una camioneta que quedó varada, los camiones no pudieron detenerse e impactarse. (Francisco Alustiza)

Tampico

Una falla mecánica de una camioneta cargada con varias toneladas de marisco, motivó un aparatoso percance vial en un tramo del libramiento para tráfico pesado, ya que al quedar sobre uno de los carriles sin luces, fue embestida por un tráiler, el cual a su vez se proyectó contra otro camión pesado que transitaba por esa rúa, en el choque no hubo lesionados, solo pérdidas materiales y el cierre temporal a la vialidad de esa vía federal.

Fue al filo de las 01:50 horas en el kilómetro 12+200 del libramiento Poniente para tráfico pesado, en donde una vetusta camioneta Nissan con placas de circulación WH-98-100 la cual portaba una caja refrigerante con varias toneladas de pescados, sufrió una falla mecánica lo que derivó que se quedara "varada" sobre uno de los carriles en sentido poniente oriente y al carecer de iluminación para ser avistada por otras unidades.

Ante esto, el vehículo fue embestido por un tráiler marca Kenworth color blanco con razón social Delgadillo de la Cruz cargado con estructuras metálicas, cuyo operador nada pudo hacer para evitar la colisión, después del encontronazo el tráiler siguió una errática trayectoria y se impactó contra un camión de carga que circulaba en sentido contrario al tráiler.

La tercera unidad implicada en este percance era un camión marca Ford color blanco con placas de circulación 731-DM8 con razón social Transportes El Charro y el cual era conducido por Cecilio Téllez de León, el cual visiblemente nervioso por el percance manifestó que nada pudo hacer para evitar verse inmerso en este accidente ya que todo ocurrió en forma muy rápida.

Providencialmente y pese a lo aparatoso del choque no hubo lesionados y solo cuantiosas pérdidas materiales, personal de la Policía Federal encargada de la vigilancia de estas vías, tuvieron a bien cerrar la vialidad del libramiento en ambos carriles por espacio de más de 45 minutos, ya que tras el impacto jureles, cazones, churras y otras especies de pescados quedaron sobre el pavimento, por lo que debieron ser retiradas con palas para poder reabrir la circulación de esa vía que por la hora en que ocurrió el choque ya había aglomerado enormes filas de camiones de carga en ambos sentidos al sitio del percance.