PGR extradita a EU a un narco y a un violador

En la presente administración se han entregado a 227 personas y 23 en lo que va del año.

México

La Procuraduría General de la República (PGR) extraditó a Estados Unidos a dos prófugos de la justicia de ese país que son requeridos por su presunta responsabilidad en los delitos asociación delictuosa y violación a una menor de edad.

Uno de los sospechosos es Blas Alemán Castillo, acusado de asociación delictuosa y contra la salud ante la Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Georgia.

En marzo de 2008, las autoridades de procuración de justicia identificaron a Castillo como un integrante de una organización de tráfico de droga que operaba en la zona conurbada de Atlanta, Georgia.

Alemán estuvo interno en el Centro Federal de Readaptación Social número 11 "CPS-Sonora", en la ciudad de Hermosillo, desde el 29 de agosto de 2015, fecha en que el juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal tuvo por cumplimentada la orden de detención provisional con fines de extradición.

El otro fugitivo entregado es Julián Calvo Gil, requerido por la Corte Superior del Estado de California, Condado de Los Ángeles, por su probable responsabilidad en la comisión de delitos sexuales.

En 2005, Julián Calvo contrajo matrimonio y comenzó a vivir en compañía de su esposa y la hija menor de ella, en una casa ubicada en Los Ángeles. La investigación reveló que dos años después, el reclamado empezó a asaltar sexualmente a la pequeña y que esto ocurría por lo menos una vez a la semana.

Julián Calvo fue detenido en el estado de Puebla, donde trabajaba como taquero; estuvo interno en el Reclusorio Preventivo Sur del Distrito Federal desde el 9 de octubre de 2015, fecha en que el juez Décimo Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el DF tuvo por cumplimentada la orden de detención provisional con fines de extradición.

Una vez agotadas las etapas del procedimiento de extradición, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dictó los acuerdos correspondientes por medio de los cuales el gobierno de México concedió la extradición de los reclamados a las autoridades estadunidenses. Los acuerdos de extradición quedaron firmes y ejecutables al agotarse los recursos legales a los que los reclamados tenían derecho.

El operativo se realizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, entregaron a los reclamados a agentes del US Marshall.

Con este acto se alcanzó el número de 227 personas entregadas en extradición en la presente administración y la vigésima tercera en lo que va del año.