Giran contra ex alcalde de Apatzingán otra orden de aprehensión

La Procuraduría de Michoacán cumplimentó una nueva orden de aprehensión contra el ex alcalde de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza, por peculado y extorsión.
Uriel Chávez, alcalde de Apatzingán
Uriel Chávez, ex alcalde de Apatzingán (Tomada de Facebook)

Morelia, Michoacán

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cumplimentó una nueva orden de aprehensión contra el ex alcalde de Apatzingán, Uriel Chávez Mendoza, por peculado y extorsión.

Los nuevos actos ilícitos que se le imputan a Chávez Mendoza, detenido en abril acusado de los delitos de extorsión y homicidio, son en contra de un particular y el propio Ayuntamiento de Apatzingán.

El comisionado de seguridad, Alfredo Castillo, confirmó el hecho y detalló que la orden se cumplimentó en el centro penitenciario David Franco Rodríguez, donde está internado el ex presidente municipal.

También subrayó que en su momento será la defensa la que que decida la acumulación de la causa o llevarla en temas por separado.

De acuerdo con el reporte de la procuraduría michoacana sobre la nueva orden de aprehensión, en 2012, en su calidad de presidente municipal, Uriel Chávez firmó un contrato con un particular que prestaría trabajos de pirotecnia para las Fiestas de Octubre.

Por esos servicios se pagarían 435 mil pesos, que a pesar de que fueron debidamente tramitados y se emitieron los cheques respectivos nunca llegó a manos del proveedor.

El particular señaló que cuando reclamó el pago del servicio previamente facturado se le informó que el presidente municipal lo lo realizaría de manera directa.

Sin embargo este último en una ocasión le advirtió que no se le iba a liquidar porque tenía que cooperar con una organización delictiva y le exigió que ya no preguntara más.

Se demostró que los cheques por el pago de los 435 mil pesos expedidos por la Tesorería fueron cobrados por personal del municipio en una institución bancaria y entregados al alcalde.

De acuerdo con las investigaciones Chávez Mendoza no hizo lo propio con el prestador de servicios, con lo que se acreditó la probable responsabilidad del munícipe en esas conductas delictivas.

El hecho se denunció ante la representación social ante lo cual se inició la averiguación previa penal y una vez integrada se resolvió el ejercicio de la acción penal.

Con ello se solicitó la orden de aprehensión contra el ex servidor público, que fue concedida por el Juez Penal del Distrito Judicial de Apatzingán.