Confirman 4 casos de abuso a menores

Se detectaron en 2013 en Torreón gracias a denuncias anónimas. Se trata de niños y niñas de entre 5 y 17 años quienes eran vendidos a adultos por sus padres, tutores o padrastros.

Torreón, Coahuila

La Procuraduría de la Familia confirmó el registro de cuatro casos de explotación sexual de menores durante 2013 en Torreón.

Gabriel de Jesús González Aguilera, delegado de la instancia estatal, aseguró que se trata de niños y niñas entre 5 y 17 años, que fueron vendidos por sus padres, tutores o padrastros a adultos para sostener relaciones sexuales, a cambio de una remuneración económica.

Los casos se dieron a conocer tras denuncias anónimas, los menores se encuentran ahora bajo resguardo del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF), por lo que se hace un llamado a la ciudadanía para que reporte este tipo de agresiones.

Se buscará la pérdida de la patria potestad

La Unicef México, en representación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en el país, establece que la explotación sexual está considerada como una de las peores formas de trabajo infantil.

Afecta el desarrollo del niño a nivel físico, social y emocional. Las consecuencias pueden durar de por vida y ser incluso mortales.

Van desde la amenaza de embarazo precoz y un aumento de la mortalidad materna, pasando por lesiones, un retraso en el desarrollo, discapacidades físicas y enfermedades de transmisión sexual.

"Estos pequeños brindaban servicios sexuales a personas adultas en distintos rumbos de la ciudad, una vez hecho el aseguramiento, se procedió a presentar la denuncia y en algunos de los casos estamos buscando la pérdida de la patria potestad, para darlos en adopción en un hogar cálido", señaló.

Continuarán las investigaciones

Algunos de los adultos involucrados tuvieron derecho a fianza ante la falta de datos y elementos contundentes.

Sin embargo, continuarán con la investigación para aportar todas las pruebas al Ministerio Público, con el fin de que integren la averiguación, la pongan a disposición del juzgado y sean ellos quienes resuelvan.

En uno de los casos, una menor de ocho años refirió que era maltratada por su madre cuando se negaba a sostener relaciones sexuales con personas desconocidas.