Comienza exhumación de 116 restos humanos en Morelos

Fiscal de Morelos informó que personal de la dependencia llegó al panteón clandestino para delimitar los espacios destinados para las autoridades, víctimas, observadores ciudadanos y medios.
Personal de la comisión en el panteón de Tetelcingo, en Cuautla.
Personal de la comisión en el panteón de Tetelcingo, en Cuautla. (Javier Ríos)

Morelos y México

Hoy inician los trabajos para la exhumación e identificación de 116 restos humanos que se encuentran en una fosa común de un panteón clandestino de Tetelcingo, en el municipio de Cuautla, Morelos.

La diligencia estará a cargo de la Fiscalía de Morelos, con apoyo de la PGR, así como de la Universidad Autónoma de Morelos, la cual ha acompañado el caso luego de que los familiares del comerciante Oliver Wenceslao —secuestrado en 2013—, denunciaran que el cadáver de su pariente fue llevado a esa fosa común, a pesar de que fue identificado.

Por lo que a finales de 2014 se permitió la exhumación de Wencesalo; sin embargo, en este proceso de excavación fueron encontrados 118 restos, entre ellos, el cadáver de una maestra, también víctima de plagio y que de igual forma ya había sido identificada por su familia.

Estos dos restos ya fueron entregados a sus familiares, por lo que restan 116, cuyas labores inician hoy, informó el fiscal de Morelos, Javier Pérez Durón.

De acuerdo con las carpetas integradas en la Agencia Única de Investigación, se detalló que 13 restos son de mujeres y 84 masculinos, además de dos restos óseos.

Hasta el momento, se han obtenido 70 muestras genéticas, de los cuales se ha podido reconocer plenamente 39 cuerpos, 13 con registro AFIS (huellas monodactilares); siete con testigos u otros medios y 19 con prueba genética.

Pérez Durón informó que desde este sábado personal de la dependencia llegó al panteón clandestino para delimitar los espacios que serán destinadas para las autoridades, víctimas, observadores ciudadanos y medios.

En un comunicado, precisó que la fiscalía cuenta con 88 opiniones técnico científicas, así como con datos de identidad y causa de muerte en la mayoría de los cadáveres.

Por su parte, personal de la UAEM también ya se trasladó hacia este punto para instalar carpas que servirán al equipo de peritos y médicos de esta institución educativa que coadyuvará en este proceso, así como a familiares de las víctimas que también estarán presentes.

Autoridades educativas estimaron que las labores de exhumación pueden durar hasta 15 días, proceso que acompañarán como en el resto del caso en el que incluso el rector de la UAEM, Alejandro Vera, y el activista Javier Sicilia, estuvieron denunciados por ingresar a la zona acordonada de la fosa en Tetelcingo el pasado 11 de mayo.