Ex oficial mayor de la PGR libra orden de aprehensión

La PGR acusó a Muñoz Soto de ser probable responsable del delito de defraudación fiscal por 2 millones 98 mil 281 pesos.

México

Un juez federal rechazó otorgar una orden de aprehensión contra Guillermina Muñoz Soto, ex oficial mayor de la Procuraduría General de la República, quien fue acusada por la dependencia de contratar 17 sistemas tecnológicos y bases de datos a un sobreprecio de 92 millones de pesos, al final del gobierno de Felipe Calderón.

Funcionarios del Poder Judicial de la Federación revelaron que la PGR aún puede impugnar la decisión del impartidor de justicia que se negó a librar la nueva orden de captura solicitada en la era de Raúl Cervantes Andrade.

Explicaron que contra Muñoz Soto existe otra orden de aprehensión, pero ésta no ha podido ser ejecutada por el Ministerio Público de la Federación debido a que la ex funcionaria obtuvo una suspensión provisional por parte de un juez federal.

La PGR acusó a Muñoz Soto de ser probable responsable del delito de defraudación fiscal por 2 millones 98 mil 281 pesos.

Sin embargo, en un principio la institución buscaba que se detuviera a la ex funcionaria por enriquecimiento ilícito.

Mencionaron que la ex oficial mayor no ha comparecido ante el juzgado que ordenó su captura.

Según los funcionarios judiciales, la PGR acusó a Guillermina de simular un préstamo, dinero que “repartió” a su empleada doméstica y a otros trabajadores ajenos a la dependencia, con la intención de evadir el pago de impuestos.

A la ex funcionaria, subrayaron, se le detectaron ingresos por 9 millones de pesos, monto que fue utilizado para adquirir una casa, operación que no reportó a las autoridades fiscales.

Ahora, explicaron los funcionarios, la PGR volvió a señalar a Guillermina Muñoz de cometer otro delito, por contratar 17 sistemas tecnológicos y bases de datos a un sobreprecio de 92 millones de pesos, equipo que no servía o nunca fue entregado a la Representación Social de la Federación.

La empresa, denominada La Red Corporativa, con residencia en Villahermosa, Tabasco, obtuvo el contrato con la PGR para dotar de dichos sistemas y bases de datos, sin pasar por licitación.