Detienen a ex alcalde de Allende por multisecuestro

Le achacan que no hizo nada para evitar que "Los Zetas" "levantaran", asesinaran y desaparecieran a 29 pobladores por una venganza.
Sergio Alonso Lozano Rodríguez, fue presidente municipal de extracción panista.
Sergio Alonso Lozano Rodríguez, fue presidente municipal de extracción panista. (Especial)

Coahuila

Elementos de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila detuvieron a Sergio Alonso Lozano Rodríguez, ex alcalde panista de Allende, por permitir el secuestro de 29 personas, ordenado por Los Zetas, en marzo de 2011.

La dependencia informó que el arresto ocurrió la mañana de ayer en el domicilio del ex funcionario en cumplimiento de una orden girada por un juez a solicitud de la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas; tras ello, fue trasladado al Centro Penitenciario de Piedras Negras.

Lozano Rodríguez era alcalde de Allende cuando dicho grupo criminal secuestró, asesinó y desapareció al menos a 29 personas, según cifras oficiales, entre el 18 y el 20 de marzo de 2011.

De acuerdo con las investigaciones, el ex munícipe permitió el secuestro de habitantes del municipio y ordenó a los agentes de la dirección de Seguridad Pública Municipal no intervenir ante el despliegue de los pistoleros.

Apenas el pasado 12 de noviembre se notificó a la PGJE de la sentencia condenatoria contra Germán Zaragoza Sánchez y Fernando Hernández Reyes, integrantes de Los Zetas, por secuestro agravado en el caso Allende.

Por dicho delito, Zaragoza Sánchez, El Canelo, fue sentenciado a 80 años de prisión, mientras que Hernández Reyes, El Panone, a 75.

La dependencia inició el 25 de mayo de ese año la averiguación previa penal por dicho delito cometido en agravio de diversas familias de apellidos Garza, Moreno y Villanueva.

Derivado de las pesquisas se acreditó la responsabilidad de 14 personas, de las cuales siete pertenecían al grupo de Los Zetas y siete más a la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Todos ellos fueron consignados al juzgado segundo de primera instancia en materia penal del distrito judicial de Río Grande, en Piedras Negras, el 24 de noviembre de 2014, por secuestro calificado, girándose ocho órdenes de aprehensión contra los responsables.

El 18 de marzo de 2011, por orden de los hermanos Miguel Ángel y Omar Treviño Morales, sujetos armados destruyeron 32 casas y dos ranchos para eliminar a la familia de Luis Garza Gaytán, así como a amigos y colaboradores de Poncho Cuéllar y Héctor Moreno, integrantes de esta banda criminal.

El saldo de ese día de la embestida zeta fue de 26 personas asesinadas, las cuales están plenamente identificadas en el expediente.

Esa tarde del 18 de marzo, al menos 60 pistoleros fuertemente armados irrumpieron en Allende; un grupo tiró con una camioneta el portón principal del rancho Los Garza disparando y reteniendo a entre siete y 10 personas, entre ellas cuatro mujeres adultas y dos niños. El informe señala que la noche del domingo 20 de marzo sacaron de las casas a las víctimas para luego matarlas a todas.

Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, y Omar Treviño Morales, El Z-42, ordenaron esta masacre porque responsabilizaban a Alfonso Cuéllar,  Héctor Moreno Villanueva y Luis Garza Gaytán de haberse llevado entre cinco y 10 millones de dólares de las ganancias obtenida por el tráfico de drogas a EU a través de Piedras Negras.