Se reúnen papás de los 43 con Murillo y Rubido

Los familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos llegaron a bordo de autobuses a las instalaciones de la PGR para conocer avances sobre caso Iguala.
Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, y Monte Alejandro Rubido, comisionado Nacional de Seguridad.
Jesús Murillo Karam, titular de la PGR, y Monte Alejandro Rubido, comisionado Nacional de Seguridad. (Ivan Stephens/Cuartoscuro)

Ciudad de México

Los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos llegaron a las instalaciones de la Procuraduría General de la República, donde mantienen una reunión con el titular de esa dependencia, Jesús Murillo Karam, y el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido.

A bordo de autobuses, los familiares de los normalistas llegaron hace media hora a las instalaciones de la Procuraduría, en Paseo de la Reforma 211, para conocer los avances de la investigación del caso Iguala.

El 26 y 27 de septiembre se registraron hechos violentos en Iguala, Guerrero, donde policías municipales asesinaron a seis personas, entre ellos tres estudiantes; posteriormente detuvieron a 43 normalistas y los entregaron a policías municipales de Cocula, quienes se los cedieron a integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes presuntamente los asesinaron y calcinaron.

El 1 de diciembre, fuerzas federales capturaron en el municipio de Cocula, Guerrero, a Joel Ramón Severiano Martínez, 'El Ramoncito', de 22 años, por presuntamente estar relacionado con la desaparición de los 43 normalistas.

Por su parte, el representante de la Oficina para Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Javier Hernández Valencia, dijo este miércoles que, sin duda, el principal responsable del asesinato de seis personas y la desaparición de 43 normalistas fue el Estado mexicano.

Hernández Valencia estuvo en las instalaciones de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, donde se reunió con padres de los 43 desaparecidos y de los jóvenes asesinados la noche del 26 de septiembre.

Escuchó los testimonios de los padres, visitó las habitaciones vacías de los desaparecidos y constató que desde hace dos meses los padres no se mueven de dicho lugar.

"Lo que nos queda claro es que estos jóvenes no fueron desaparecidos por un hecho de la naturaleza, sino por una acción de la que son responsables funcionarios estatales, que eran servidores públicos y, en ese sentido, se da la desaparición forzada".