Dan $200 mil de indemnización a familiares de las víctimas

La cifra fue acordada con la aseguradora de la empresa que organizó el concierto masivo el fin de semana pasado en terrenos donde lo mismo se realizan partidos de futbol.

Ecatepec

La aseguradora de la empresa Escalante Producciones SA de CV, organizadora del baile realizado el fin de semana pasado en los campos deportivos de la 30-30, donde tres mujeres murieron durante una estampida, indemnizará con 200 mil pesos a cada una de las familias de las víctimas.

Autoridades y parientes de Socorro Castellanos Rodríguez, de 29 años; Jacqueline Sánchez, de 21, y Eunice Rosalía, de 27, confirmaron que la aseguradora entregará en breve el monto establecido.

Luis Antonio Monterrubio Enríquez, hermano de Eunice, indicó que acudieron al Ministerio Público de San Cristóbal para hablar con los representantes de la empresa.

Manifestó que aunque es poco, porque no hay cantidad que pague la muerte de un familiar, aceptaron porque "vemos que siquiera la empresa se está haciendo cargo de algo".

Hasta el momento no se ha informado si los lesionados recibirán algún tipo de compensación.

Desde hace más de 25 años los campos de la avenida Revolución (popularmente conocida como 30-30) del municipio de Ecatepec son utilizados, además de los equipos de varias ligas de futbol, por particulares, organizaciones sociales, partidos políticos y autoridades para realizar actos masivos, como bailes, y aunque constantemente se presentan incidentes, nunca habían resultado fallecidos.

Vecinos que viven en la zona de este populoso municipio ubicado del Estado de México, que es considerado el más grande y poblado de Latinoamérica, con cerca de 3 millones de habitantes, recordaron que hace más de 40 años toda la franja aledaña a la avenida Revolución era parte de los ejidos de San Cristóbal, pero se cambió el uso de suelo y se comenzaron a fraccionar, lotificar y vender.

Tras la urbanización, las autoridades nombraron oficialmente avenida Revolución a la arteria principal que cruza por la zona; sin embargo, los vecinos comenzaron a llamarla 30-30, en referencia a las carabinas que portaban los revolucionarios.

Manifestaron que por muchos años la zona funcionó como talleres de la desaparecida Ruta 100, pero después todo fue vendido.

Hace aproximadamente unos 30 años, en una extensión de unos 6 mil metros cuadrados se construyeron los campos deportivos, donde se instalaron varias canchas de futbol para que niños, jóvenes y adultos de varias ligas practicaran este deporte.

Incluso, se instalaron algunas escuelas de fútbol con la intención de detectar a jóvenes valores.

Campo grande

Como el terreno era un espacio grande, los campos se empezaron a utilizar para la realización de mítines políticos masivos, a los que acudían hasta 70 mil personas. Ahí cerraron campañas algunos candidatos, como Roberto Madrazo, Arturo Montiel y Eruviel Ávila Villegas.

Muchas veces, en el terreno aterrizaban los helicópteros de los funcionarios que realizaban giras por el municipio.

También se empezaron a realizar bailes públicos, inicialmente organizados por el ayuntamiento y, posteriormente, el dueño rentó el lugar a particulares que se dedican a organizar eventos populares masivos.

Los vecinos refirieron que el terreno solo estaba enrejado y había salidas hacia la avenida 30-30 y la calle Agricultora, por lo que no había tantos problemas.

Sin embargo, desde hace varios años ahí se lleva a cabo la feria anual de Ecatepec, que se realiza a finales de julio en las alrededor de dos hectáreas que actualmente conforman el campo deportivo que se ubica en medio de los fraccionamientos Bursaab, Uprez y Uprovi, así como del centro comercial Patio Ecatepec.

Los vecinos indicaron que hace aproximadamente tres años se vendió la mitad del terreno, la parte posterior que da a la avenida 30-30, en el que se instalaron varias tiendas departamentales.

Agregaron que el espacio de las canchas deportivas se redujo a la mitad, con lo que se disminuyó a 20 mil el número de asistentes que pueden ingresar al lugar, además de que se complicó el acceso y la salida de los asistentes.

Solo hay dos entradas sobre la avenida Agricultura y otra más pequeña del lado del centro comercial, de unos seis metros de largo, que fue la única que se utilizó como acceso y salida el día del baile, donde se presentaron La Arrolladora Banda El Limón, Lupillo Rivera y Grupo Exterminador, entre otros.

Es común que cada dos meses se realice un baile masivo en este lugar, donde se presentan los grupos del momento, que atraen a mucha gente, desde gruperos hasta bandas de rock.

Los vecinos dijeron que siempre que se lleva a cabo un baile hay incidentes, como robo de automóviles, cristalazos, asaltos, pleitos, entre otros, pero nunca había un saldo de muertos.

El aval del consejo

Indicaron que recientemente el campo deportivo comenzó a estar bajo control de los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana, quienes son los encargados de dar el aval para la realización de cualquier acto público que se quiera realizar en ese lugar, aunque los permisos y la factibilidad corresponden al ayuntamiento y a la unidad de Protección Civil municipal.

Manifestaron que el consejo es el más disputado del municipio porque, además de los campos de la 30-30, tiene bajo su control el Centro Cívico de Ecatepec, donde también se realizan bailes populares.

Refirieron que por cada acto, los organizadores le dan al Consejo de Participación Ciudadana una comisión, ya sea un monto económico en efectivo o en especie, como mejoras para la comunidad o cortesías, concesiones de espacios o una parte de la taquilla.

Las autoridades municipales, explicaron, son los encargados de supervisar las medidas de seguridad y otorgar los permisos correspondientes, también a través de una compensación económica de por medio.

Los vecinos explicaron que el año pasado fueron instalados unos 500 puestos durante la feria anual y que los integrantes del consejo vendieron los espacios (de entre 3 y 4 metros cuadrados) hasta en 40 mil pesos a cada comerciante.

Resaltaron que siempre ha habido la intención de construir un gran centro comercial en ese lugar, pero las asociaciones deportivas se han opuesto.