Detienen a hombre por estafa millonaria

José Valdemar Balderas Guerra está acusado de fraude por un monto de 11 millones 521 mil 905 pesos.
José Valdemar Balderas Guerra se encuentra recluido en el penal del Topo Chico.
José Valdemar Balderas Guerra se encuentra recluido en el penal del Topo Chico. (Especial )

Monterrey

Porque, supuestamente, defraudó con 11 millones 521 mil 905 pesos, un hombre fue detenido en cumplimiento a una orden de aprehensión que giró el juez primero penal de Monterrey.

Se trata de José Valdemar Balderas Guerra, quien desde el martes en la tarde se encuentra recluido en el penal del Topo Chico.

Él fue denunciado ante la Procuraduría de Justicia por Ricardo Treviño Garza y Sergio Enrique Cepeda Suárez.

Aunque en el proceso criminal que le iniciaron por fraude existen documentos con los que los afectados acreditaron su probable responsabilidad, Balderas Guerra se apegó a los beneficios del artículo 20 al momento de rendir su declaración preparatoria.

En la denuncia que presentaron, sus víctimas señalaron que Balderas Guerra simuló la compra-venta de dos propiedades, las cuales están valuadas en los más de 11 millones de pesos que le reclaman.

Explicaron que en marzo de 2013 simuló esta operación con un terreno ubicado en el tercer sector de la colonia La Estancia, el cual tiene un valor de 6 millones 455 mil 465 pesos y en abril de ese mismo año hizo lo mismo con un inmueble que se localiza en la colonia Hacienda El Paraíso, en el municipio de Santiago, y está valuado en 4 millones 966 mil 440 pesos.

Mencionaron José Valdemar Balderas enfrentaba un juicio ejecutivo mercantil, en el cual le embargaron dichos terrenos que pasaron a ser propiedad de los afectados.

Pero, antes de Ricardo Treviño y Sergio Enrique Cepeda pudieran escriturarlos a su nombre, el acusado simuló un contrato de compra-venta de los terrenos con su suegra, quien actualmente se encuentra prófuga de la justicia.

Tras realizar esos convenios con su yerno, la mujer promovió un amparo y consiguió una suspensión definitiva para que nadie pudiera despojarla de los terrenos que ya pertenecían a Ricardo Garza y a Sergio Enrique Cepeda por el juicio mercantil en el que habían sido favorecidos.