En espera de sentencia 31 jaliscienses en Querétaro

Los hombres fueron contratados para cuidar un terreno en conflicto legal, cuando se desató una disputa por esas tierras, dejando a una persona muerta.
Al principio fueron detenidas 33 personas, pero dos quedaron libres por ser menores de edad.
Al principio fueron detenidas 33 personas, pero dos quedaron libres por ser menores de edad. (Milenio)

Guadalajara

El 21 de mayo un juez de Querétaro dictará sentencia a 31 jaliscienses que fueron contratados para vigilar un terreno en ese estado donde ocurrió una pelea y murió una persona.

Su calvario comenzó el 11 de junio del 2013, en el fraccionamiento El Campanario, en el municipio de El Márquez, en Querétaro.

Carlos Ávila Toscazo, abogado de los inculpados, narró que sus clientes fueron contratados en Jalisco como guardias de seguridad para custodiar un terreno que se encontraba en un conflicto legal.

Cuando llegaron al lugar donde trabajarían, fueron recibidos por un grupo de hombres que los agredieron físicamente y una persona perdió la vida por una herida de proyectil de arma de fuego y otras más resultaron lesionadas.

Sin embargo, los elementos de seguridad se encontraban desarmados, según informó su defensa, incluso, presentó las pruebas de que ninguno había accionado un arma de fuego. En esa ocasión 33 personas fueron detenidas, pero dos lograron recuperar su libertad al demostrar su menoría de edad.

El 10 de diciembre del 2013 la Comisión Estatal de los Derechos Humanos del estado de Querétaro fue notificada de una queja que familiares de los detenidos interpusieron ante su homónimo en Jalisco por presuntas violaciones a las garantías individuales.

En respuesta, Derechos Humanos del municipio queretano emitió un informe especial sobre el caso en donde detalló una serie de omisiones por parte del juez, lo que obligó a que la defensa solicitara la protección de la justicia federal, quien ordenó la reposición del proceso.

El 9 de junio del 2013 familiares de los 31 consignados se manifestaron frente a Palacio de Gobierno para exigir al gobernador, Aristóteles Sandoval Díaz, su intervención en el conflicto; no fueron recibidos.

El pasado 29 de abril del 2014 el ombudsman de Querétaro solicitó que la Procuraduría de ese estado investigue y castigue a los responsables del homicidio: “Se exhorta a las autoridades de gobierno del estado a que se continúe con las investigaciones y se castigue a los autores materiales e intelectuales”.

En sólo dos días se sabrá si son liberados los jaliscienses o cuántos años de cárcel purgarán cada uno.

Detenidos

Oscár Pérez Soto, César Ismael Valdez Sierra, Luis Antonio Sánchez Reynoso, Eduardo Rodríguez Zaragoza, Luis Alberto Dávalos Gasca, José de Jesús Sánchez Manzo, Julián Vidal Pérez Hernández, Emmanuel Castro Guzmán, Felipe de Jesús López Rodríguez, Moisés Ramírez Olivera, Luis Alberto Reyes Vargas, Ramón Contreras Ávila, Rito Martínez Sánchez, Alán Moisés Sánchez Manzo, Moisés López Flores, Jaime René Fuentes López, Jesús Adrián Mercado Alvarado, Ramiro Sánchez Cortés, Iván Alejandro Fernández Rodríguez, Hugo René Velásquez Peralta, Eric Cervantes Mejía, Aarón Rodríguez Correa, Ramón Mejía Enciso, José Bernardo Morales, Nicanor Gómez Sánchez, César Noé Fuentes López, Alexis Raí Prieto Salazar, Francisco Javier Reyna Camberos, José Archivaldo Manzano Cárdenas y Manuel Rincón Martínez.