Se le 'esfuman' a la PGR tres testigos protegidos

Uno más mintió a las autoridades federales sobre su identidad; otros fueron asesinados.
Documentos en poder de MILENIO.
Documentos en poder de MILENIO. (Especial)

México

Al menos tres testigos "protegidos" que reclutó la Procuraduría General de la República (PGR) en el sexenio pasado permanecen "desaparecidos", y se detectó que uno de ellos, que declaró en el denominado michoacanazo, mintió a las autoridades federales sobre su verdadera identidad. Otros han sido asesinados.

De acuerdo con información obtenida por MILENIO, Jorge Luis Velásquez Sánchez, registrado con nombre clave Paco y cuyo testimonio fue utilizado en el fallido multiproceso que inició el gobierno calderonista contra alcaldes y funcionarios de Michoacán por nexos con el narcotráfico, fue secuestrado.

En la actual administración, la PGR no solo notificó a un juez federal que este sujeto fue "sustraído recientemente" de su domicilio y no era posible presentarlo como parte de un proceso, sino que se descubrió que cuando fue "contratado" se identificó con documentos falsos ante el Ministerio Público federal.

Según reportes oficiales, en la Dirección General del Registro Nacional de Población no hay dato alguno respecto a Jorge Luis Velásquez Sánchez.

En el oficio con fecha 29 de noviembre de 2012, el director general adjunto de Registro Poblacional, Óscar Víctor Juárez, notificó la inexistencia de información sobre Velásquez Sánchez ante el juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, como parte de un juicio contra Pedro Díaz Parada, uno de los llamados líderes históricos del narcotráfico en México y ex dirigente del cártel del Istmo.

Además se descubrió que resultó falsa la licencia de conducir que presentó ante la PGR para "identificarse" y poder ser reclutado en la pasada administración como el testigo con indicativo Paco.

Ello, luego de que el juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en Nayarit, adscrito al penal federal El Rincón, que se localiza en Tepic, solicitó al gobierno del Edomex información sobre la licencia de conducir 450000023852.

La dirección del Registro de Licencias y Operadores del Estado de México informó que dicha credencial sí fue expedida, pero no a nombre de Jorge Luis Velásquez Sánchez, por lo que el documento de identificación que presentó era apócrifo.

Paco supuestamente es originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y nació el 3 de agosto de 1981, además de que aseguró que tenía información "relevante" sobre el crimen organizado, pues perteneció a Los Zetas.

Velásquez Sánchez, alias El Muerto, fue detenido en septiembre de 2008 junto con otros sujetos en Ciudad del Carmen, Campeche, con armas y drogas, por su probable relación en el homicidio de tres policías ministeriales en julio de ese año.

A pesar de los delitos que se le imputaron, la Unidad de Delitos contra la Salud de la PGR —entonces a cargo de María Isabel González Chávez— le ofreció ingresar en el programa de testigos "colaboradores" a cambio de una serie de beneficios, como su libertad, protección y un pago mensual, para que declarara en contra de otros delincuentes detenidos.

A esta desaparición se suma la José Salvador Puga Quintanilla, clave Pitufo; Bryant Cabrera Castillo, con indicativo Zajed, mientras que Onofre Hernández Valdés, con nombre clave Emilio fue hallado muerto en marzo de 2013 en Jiutepec, Morelos.

Según registros oficiales, han sido asesinados testigos como Fernando López Salinas, quien al igual que Paco testificó en el "michoacanazo" y

Édgar Enrique Bayardo, ex inspector de la Policía Federal, ligado a Ismael Zambada, El Mayo, líder del Cártel de Sinaloa, con clave Tigre fue ejecuto en la ciudad de México en diciembre de 2009.

Otro testigo protegido muerto fue Jesús Zambada, hijo del capo de la droga Reynaldo Zambada García, Rey Zambada, quien apareció ahorcado en una casa de seguridad de la PGR en noviembre de 2009.