Todavía eran policías cuando fue el secuestro

El municipio de Monterrey ofrece colaborar con la Procuraduría de Justicia para avanzar en las investigaciones por un secuestro ocurrido el 9 de diciembre.
Jesús Hurtado Rodríguez, secretario del Ayuntamiento de Monterrey.
Jesús Hurtado Rodríguez, secretario del Ayuntamiento de Monterrey. (Ricardo Alanís)

Monterrey

Aunque fueron dados de baja el 23 de diciembre por abandono de trabajo, los ahora tres ex policías de Monterrey seguían en sus funciones cuando ocurrió el secuestro de una mujer en la colonia Quinto Centenario en el municipio de Escobedo el pasado 9 de diciembre, en el que estuvieron presuntamente involucrados.

Jesús Hurtado Rodríguez, secretario del Ayuntamiento de Monterrey, informó que el ex escolta de la alcaldesa con licencia de Monterrey, Antonio González Abad, capturado por liderar una banda de secuestradores, y los tres policías municipales prófugos, fueron dados de baja el 23 de diciembre.

El secretario del Ayuntamiento precisó que en el caso del ex escolta Antonio González Abad, éste contaba con su certificación de control de confianza y estaba en espera de que el Centro de Información para la Seguridad de Estado, de Evaluación y Control de Confianza (Cisec) lo citara para la renovación de la misma.

"Él venía desempeñándose en la Policía desde junio de 2006 y fue dado de baja el 23 de diciembre por abandono de trabajo. Este policía en particular venía desempeñándose como escolta de presidente municipal incluso desde la administración municipal anterior".

El funcionario expresó que por parte del municipio de Monterrey existe total disposición para colaborar con la Procuraduría de Justicia del Estado a fin de apoyar en las investigaciones en las que tres ex elementos de la Policía regiomontana están involucrados.

"De los otros tres nombres que también son ex policías, que también fueron dados de baja el pasado 23 de diciembre, por cuestiones de la investigación propia de la Procuraduría me reservo el nombre".

Hurtado Rodríguez expresó que en el municipio de Monterrey están a expensas de que el Cisec, organismo de Gobierno del Estado, aplique los controles de confianza a los elementos de seguridad.

"El municipio, de alguna manera confía en estas certificaciones para el desempeño de las responsabilidades de los elementos de Policía. Desafortunadamente nos preocupa el hecho de que aun con que haya tenido su certificación de confianza, se esté involucrando a estos elementos en estos asuntos".

Detalló que el ex escolta capturado obtuvo su certificación el 28 de septiembre de 2011 con una vigencia de dos años, de tal forma que ya le tocaba ser requerido nuevamente, pero esto, añadió, tal vez no pasó por la carga de trabajo que tiene el Cisec.

 

¿Contemplan alguna acción para revisar a sus policías y descartar que estén involucrados con esta banda en particular o en otras actividades ilícitas?

"Sin duda, además de preocuparnos, tendríamos que ocuparnos a darle seguimiento a toda la corporación. Seguramente así lo haremos, a través del secretario de Seguridad Pública y Vialidad, sin embargo, cuando el Cisec nos informa que los elementos cuentan con su certificado de control y de confianza, a nosotros no nos queda más que acatar y confiar en estos certificados.

"Nosotros no tenemos algún otro elemento más para evaluar la integridad y darles la responsabilidad y las funciones que tiene que desempeñar un policía. Sin embargo, vamos a hacer una evaluación de todos y cada uno de los expedientes de los elementos, en los casos en los cuales se necesite alguna renovación o ampliar algún tipo de examen o evaluación, así lo haremos saber al Cisec para que nos apoyen con estos certificados".

El secretario del Ayuntamiento descartó que esta situación esté relacionada con la política, pero sí mostró preocupación de que puedan existir elementos que realicen actividades delictivas.

"Más que politizar, en este caso en particular nos preocupa que elementos estén involucrados en este tipo de asuntos, pero sobre todo, elementos que tuvieron bajo su responsabilidad el resguardo de la integridad de la alcaldesa".

 

¿Cree que esta situación amerite que el Cisec enfoque su prioridad a revisar la corporación municipal por este caso en particular?

"Yo creo que lo que amerita en este caso es que el Cisec evalúe sus cargas de trabajo, entendemos que tiene cargas de trabajo muy importantes, quizá por ese motivo hay cierto rezago en cuanto a las certificaciones. Creo que el trabajo de responsabilidad que desempeña el Cisec es muy importante, y habría que analizar y evaluar sus cargas de trabajo para estar cumpliendo con estas evaluaciones en tiempo y forma y no dar espacios a que elementos no cuenten con sus refrendos correspondientes".