Escala la barda, cae, se desmaya y... lo reingresan

El interno, de quien no se proporcionó el nombre, fue atendido por las lesiones que se causó al saltar desde lo alto de la pared.
Nuevo funcionamiento en cárcel.
(Archivo) (Especial )

Guerrero

La madrugada de ayer un interno del Centro de Readaptación Social del municipio de Tlapa, Guerrero, intentó fugarse de la cárcel y logró escalar una barda de seis metros, pero al saltar y caer fuera del penal se golpeó la cabeza y quedó desmayado.

Tras el intento de evasión del reclusorio, ocurrido al filo de las 3:10 horas de ayer, y luego del desmayo, efectivos de la Policía Estatal que brindan seguridad en la parte exterior del Cereso lo detuvieron.

El interno, de quien no se proporcionó el nombre, fue atendido por las lesiones que se causó al saltar desde lo alto de la pared.

Tras el fallido intento de fuga, efectivos de Seguridad Pública reingresaron al reo al penal de Tlapa, en la región de La Montaña.

Colaboración de fiscalías

La fiscalía de Guerrero, en colaboración con la de Michoacán, detuvieron al presunto asesino de la doctora Adela Rivas Obé, reportada desaparecida el pasado 22 de septiembre y cuyo cuerpo fue localizado en un paraje de Zihuatanejo el 11 de octubre.

El sujeto fue identificado como Édgar Arturo "N", de 30 años de edad, quien se desempeñaba como encargado administrativo de la Unidad Médica del IMSS en Petacalco; su captura se produjo en Lázaro Cárdenas, Michoacán.

En la investigación realizada por la fiscalía guerrerense se detectó que había irregularidades en la clínica de Petacalco, donde el encargado era el presunto asesino, y cuya situación era investigada por la víctima, quien fungía como directora de microzona en el IMSS, con jurisdicción desde Atoyac hasta La Unión.

Xavier Olea, fiscal de Guerrero, explicó que, a través de trabajo de inteligencia se obtuvo información relacionada con el número telefónico de la víctima, así como de teléfonos con los que tuvo comunicación, uno de ellos del ahora detenido.