Detienen a tres por enterrar cadáver en un parque en el DF

La policía capitalina les aseguró una pistola calibre 9 milímetros, marca Sig Sauer, una caja de cartuchos con 50 piezas, dos cargadores negros, una cadena con candado y guantes de látex con sangre.
Un aspecto que contempla el proyecto es recuperar una fuente que ya no está
Archivo. (Enrique Vázquez)

Ciudad de México

Policías de la Secretaría de Seguridad capitalina, adscritos a la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Alpes, detuvieron la madrugada de este domingo a tres personas por su probable participación en el delito de inhumación clandestina, en un parque público de la delegación Álvaro Obregón.

Mediante un comunicado, la SSPDF informó que policías de la patrulla DF-107-P1, de la UPC Alpes, realizaban su recorrido de vigilancia en la calle Glaciar, entre Nabor Carrillo y San Pablo de la colonia Olivar de Los Padres cuando se percataron de la presencia de un individuo que portaba una pala y una bolsa de plástico.

El sujeto al percatarse de la presencia de la unidad policiaca, mostró marcado nerviosismo e intentó caminar más rápido para perderse de la vista de los uniformados; sin embargo, los policías lo persiguieron e interceptaron a quien dijo llamarse Alejandro González Resendiz, de 29 años.

Durante la revisión preventiva, los uniformados encontraron en la bolsa de plástico ropa con machas de fluido rojo, al parecer sangre y los uniformados vieron, además dos palas recargadas sobre los neumáticos de una pipa de agua estacionada en el lugar.

Detrás de la pipa estaban escondidos una mujer de nombre María Elena Brígido Bernabé, de 32 años de años, y un hombre que dijo llamarse Felipe Obregón Peinado, de 26, a quien se le encontró fajada en la cintura una pistola calibre nueve milímetros, marca Sic Sauer.

Además, en otra mochila negra que traía consigo, había una caja de cartuchos calibre nueve milímetros con 50 piezas, dos cargadores negros, abastecidos con 14 cartuchos cada uno, una cadena con candado y guantes de látex, con fluido rojo.

Al ser cuestionados sobre su presencia en el lugar, González Resendiz, manifestó a los uniformados que minutos antes, habían enterrado a una persona del sexo masculino, en el parque Glaciar, que se encontraba justamente frente al lugar donde se les interceptó.