En entidades con mando único, 40% de secuestros

En estados donde entrará en operaciones el nuevo sistema policiaco las cifras han ido en aumento en los últimos cuatro años.

México

Durante los últimos cuatro años, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas, donde el gobierno federal iniciará la implantación de las policías estatales únicas, han llegado a registrar en conjunto hasta 40 por ciento de los secuestros y 25 por ciento de los homicidios denunciados anualmente ante las autoridades a escala nacional.

Al realizar un análisis de la incidencia delictiva, y de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de 2011 a la fecha, Jalisco se ha fluctuado entre el cuarto y quinto lugar en los estados que recibieron más denuncias en sus agencias del Ministerio Público.

En tanto que en las demás entidades consideradas prioridad por el gobierno federal se encuentran entre los lugares 15 y 20 de las 32 que existen.

A pesar de este escenario, la aprobación de la iniciativa presidencial no se prevé fácil, pues en el Senado y en la Cámara de Diputados PAN y PRD han rechazado aprobarla.

El mismo PRI ha aceptado, en voz del coordinador de su bancada en el Senado, Emilio Gamboa, que el paquete no será aprobado en los términos en los que lo envió el presidente Enrique Peña.

En la Cámara de Diputados, el coordinador de los panistas, José Isabel Trejo, y el de los perredistas, Miguel Alonso Raya, han adelantado también su desacuerdo sobre el contenido de la propuesta, principalmente sobre la desaparición de las policías municipales que, de acuerdo con la estrategia gubernamental, iniciará en Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas.

Aún más, en entrevista, el diputado perredista Luis Espinoza Cházaro, de las comisiones de Defensa Nacional y Puntos Constitucionales, señala que atacar a la delincuencia solo con la creación de más policías no es la solución, y que la situación actual es responsabilidad no solo del gobierno de Felipe Calderón, sino también del actual.

“Hay que ir a la parte del empleo, de la educación, de una serie de factores sociales que se han venido descomponiendo en seis años de Calderón, pero en dos de Peña también. Ya vimos que la estrategia de no hablar de los secuestros ni de los muertos terminó por estallar peor, porque cuando se hablaba de un conteo, había a quien no le gustaba, pero había una realidad social ahí. Cuando pretendes ocultarla o encapsularla, pues acaba reventando con una crisis para el Estado mexicano.”

Señaló que en el PRD no están de acuerdo con la eliminación de las policías municipales, pues “no lo vemos como una sustitución integral. Puede haber policía con mando único y la guardia municipal, cuyas funciones son distintas. Quien debe combatir al narcotráfico es la Federación. Y si para eso es más viable un tema de mando único en algún estado, se puede revisar”.

Sin embargo, explicó que estados que gobierna el PRD, como Morelos, ya han adoptado la figura del mando único “que per se no es mala, pero tampoco es la panacea”.

Evolución delincuencial

El 27 de noviembre pasado, Peña Nieto anunció que como parte de su estrategia de seguridad, Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas serán las primeras entidades en implantar el mando único, por ser las que tienen “mayor urgencia de atención”.

De 2011 a la fecha las denuncias presentadas ante Ministerio Público en esas entidades han aumentado.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2011, de los mil 432 secuestros que tuvieron conocimiento las procuradurías estatales, 442, equivalentes a 30 por ciento del total, se denunciaron en las cuatro entidades declaradas prioridad.

En ese mismo periodo se denunciaron en esas entidades 21.93 por ciento de los homicidios.

Un año después la cifra de secuestros aumentó a 34.90 por ciento y 22.19 por ciento de homicidios.

En 2013 se alcanzó la cifra más alta del periodo al denunciarse en esos cuatro estados 40 por ciento de secuestros a escala nacional y 22.58 por ciento de homicidios.

Hasta septiembre de 2014 se denunciaron 24 mil 746 homicidios, 5 mil 932; es decir, 23.97 por ciento en Guerrero, Jalisco, Michoacán y Tamaulipas, en tanto que de los mil 128 secuestros, 356 por ciento se denunciaron en esos estados.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]