Rancho El Sol, escenario del enfrentamiento en Tanhuato

El rancho de 112 hectáreas que se ubica en los límites de los municipios de Ecuandureo y Tanhuato fue ayer el lugar donde fuerzas federales se enfrentaron con miembros de un grupo delictivo.
Resguardan rancho en Tanhuato tras enfrentamiento
Resguardan rancho en Tanhuato tras enfrentamiento

Michoacán

Integrado por una casa principal, una bodega y amplias extensiones agrícolas, el Rancho El Sol, ubicado en los límites de los municipios de Ecuandureo y Tanhuato, se convirtió en el escenario de una de las más sangrientas refriegas registradas en la entidad en los últimos meses.

Enclavado en un amplio territorio, que a decir del comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, comprende 112 hectáreas, el predio solo es identificado por una nomenclatura que se oculta tras el follaje de algunos árboles de la zona.

Al fondo solo se observa vegetación y una vasta zona de cultivos, pero el acceso a este lugar es restringido, rodeado con malla ciclónica que solo permite ver a lo lejos una parte de todo lo que comprende el terreno entre la maleza y algunas bardas colocadas con grandes piedras.

Ubicado en una recta de la autopista de Occidente, justo en el kilómetro 370, el Rancho El Sol se convirtió en el centro de interés a nivel municipal, estatal, nacional, e incluso internacional, pues de nueva cuenta el 'foco rojo' del estado se encendía tras la refriega que despertó el temor y el miedo de los habitantes de las zonas colindantes; ese 'foco rojo' que creían estaba controlado.

Salta a la vista que en varios kilómetros no existe un retorno establecido ni que se indique con señalética, pero justo frente a la entrada de este rancho hay uno 'no oficial', y que más bien parece improvisado, con terreno enlodado y cruzando el camellón central.

La mañana de este viernes este lugar amaneció custodiado por decenas de patrullas de la Policía Federal en cuyas unidades podía leerse Mando Unificado Zamora, Mando Unificado Briseñas y Mando Unificado Tanhuato, e incluso tres ambulancias que en ese momento estaban a la espera de ingresar a atender a los heridos, según comentaron algunos de los presentes en ese momento.

Un nutrido grupo de federales se reunían en el acceso de esta propiedad, hasta entonces privada, y que había sido irrumpida por sujetos armados con el desenlace fatal que se decía, eran entre 37 y 43 muertos, además de cinco heridos atendidos por cuerpos médicos, información confirmada horas más tarde.

Las laterales y varios metros alrededor eran vigilados por los uniformados y a ellos se unieron nueve camionetas blancas que posteriormente abandonaron el sitio en caravana; la calma se percibía con cierta tensión; los vehículos que transitaban por la zona eran pocos, y a esa hora del día, como generalmente sucede, decían algunos oficiales, es normal el poco paso de unidades.

El calor para entonces era sofocante, pues eran cerca de las 15:00 horas, y pese a ello, persistía la incertidumbre de muchos por conocer detalles de la tragedia, incluso de los automovilistas que circulaban por la zona quienes, desconcertados, reducían su velocidad para observar el predio sitiado.

El operativo que se dio posterior a la refriega generó la movilización de diferentes cuerpos de seguridad; poco después de las 16:00 horas se iniciaba la retirada de los representantes de los medios de comunicación que, expectantes, mantenían guardia afuera de dicho rancho, y que ante un aviso previo de las autoridades, requerían trasladarse a Zamora para conocer información oficial.

En el camino se observaba el paso de camionetas de federales y algunas de militares que hacían rondines en la autopista y en los accesos a los municipios aledaños a la zona del crimen.

Al llegar a Zamora la espera se prolongó por más de dos horas, y es que los representantes de la Federación, de acuerdo con información proporcionada a los medios, se encontraban en el rancho donde se dio el enfrentamiento y que su salida se había demorado.

Finalmente llegaron; las dudas serían despejadas; Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, detalló los hechos y refirió que las cifras dadas a conocer deben ser consideradas como preliminar: "Se han contabilizado hasta el momento 42 presuntos delincuentes abatidos y tres más detenidos, quienes formarían parte de la organización criminal que tiene como principales zonas de operación el estado de Jalisco.

"También, ocho vehículos han sido asegurados, de los cuales, seis se encuentran calcinados, siendo aquellos que se encontraban en la bodega, misma que se incendió durante el enfrentamiento; el número preliminar de armamento asegurado es de 36 armas largas, dos armas cortas, un lanzagranadas activado, un fusil calibre 50, así como un número aún indeterminado de cartuchos útiles", informó.

En el mensaje, reconoció al federal caído en esta refriega en el momento en que auxiliaba a uno de sus compañeros que también estaba lesionado, y evitó proporcionar su nombre.

Pese a este mensaje surgen más interrogantes que, debido a lo hermético de la conferencia, quedan por el momento sin respuesta: ¿a quién pertenece el Rancho El Sol?, ¿cuándo se dará a conocer la identidad de los abatidos? ¿qué reacciones provocará en los grupos delictivos esta nueva embestida?; tal vez con el paso de los días se despejen algunas, en tanto, la zozobra seguirá 'instalada' en Michoacán en sus límites con Jalisco.