Enfrentamiento en Chihuahua deja un muerto

La balacera, que dejó dos heridos, inició al mediodía cuando un grupo de sujetos a bordo de una camioneta dispararon con armas de grueso calibre a otro vehículo cuando circulaban por Bocoyna.
En al menos tres calles quedaron varios casquillos y ojivas.
Archivo. Un muerto y dos heridos fue el saldo de un enfrentamiento entre dos grupos armados, presuntamente pertenecientes al cártel de Sinaloa y La Línea. (Cuartoscuro)

Chihuahua

Un muerto y dos heridos fue el saldo de un enfrentamiento entre dos grupos armados, presuntamente pertenecientes al cártel de Sinaloa y La Línea, en el municipio de Bocoyna, Chihuahua.

"Ocurrió un hecho violento donde una persona falleció y dos más resultaron heridas. Son víctimas circunstanciales", informó Eduardo Esparza González, vocero de la Fiscalía de Chihuahua, y no dio detalles sobre la identidad de las víctimas.

De acuerdo con el vocero, la balacera inicio a mediodía cuando unos sujetos a bordo de una camioneta realizaron disparos con armas de grueso calibre a otro vehículo en el que viajaban también hombres armados.

El tiroteo se registró cerca del puente que conduce al Lago Arareco, en la Sierra Tarahumara por la salida del pueblo turístico Creel con dirección a Guachochi.

Tras lo sucedido, los habitantes de Creel y turistas se resguardaron en sus hoteles, comercios y hogares para protegerse, mientras que militares y elementos de la Policía Estatal Única, Ministerial y Preventiva resguardan el lugar.

La balacera alarmó a estudiantes y docentes de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), ya que fueron los testigos más cercanos del fuego cruzado, por lo que las clases fueron suspendidas para que los estudiantes regresaran a sus comunidades.

El hecho se suma a la masacre de Creel, ocurrida el 16 de agosto de 2008, cuando un grupo armado disparó a unos jóvenes que se encontraban celebrando en un salón ejidal y dejo como saldo 13 muertos, entre ellas un recién nacido.

En días pasados, el fiscal general de Chihuahua, Jorge González Nicolás, dijo que la zona serrana del estado se encontraba en paz, a pesar de las balaceras que se registran.

"La zona serrana que abarca miles de kilómetros y cientos de comunidades, es una zona que se convierte complicada para la vigilancia y prevención del delito. Sin embargo, las estadísticas nos dicen que hemos bajado el delito", agregó.