Índice Guarura: delitos bajan, empresas de seguridad privada crecen

De 2011 a 2014 los asesinatos dolosos, secuestros y extorsiones bajaron 20 por ciento, pero surgieron 291 nuevas empresas de seguridad privada.

Ciudad de México

En México, se cometen menos delitos y hay más armas, guardaespaldas y autos blindados de particulares en las calles.

De 2011 a 2014 los homicidios dolosos, secuestros y extorsiones bajaron 20 por ciento al mismo tiempo se crearon 291 nuevas empresas de seguridad privada.

También aumentaron los permisos para portar armas, las licencias para adquirirlas y el número de miembros del Estado Mayor Presidencial que cuida a funcionarios públicos.

A través de solicitudes de información, MILENIO obtuvo los datos para integrar el Índice Guarura, que mide el tamaño de la seguridad privada en México.

De 2011 a 2014 los delitos bajaron: hubo 7 mil 199 homicidios dolosos menos (-31.5%) y 37 secuestros menos (-2.5%). Solo las extorsiones crecieron en mil 179 casos (25.6%). En total, hubo 6 mil 57 delitos menos, que representa una reducción del 20 por ciento, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Pero en ese mismo periodo se crearon 291 empresas de seguridad privada, hubo 45 mil 941 armas más en manos de particulares, 44 miembros más del Estado Mayor cuidando a funcionarios y la Sedena otorgó 46 mil 511 permisos de adquisición de armas.

De 2006 a 2014 hubo también 950 autos blindados más en las calles.

A pesar de la disminución de delitos en el país, los mexicanos se sienten más inseguros, según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública del INEGI. Mientras en 2011, 69 de cada 100 mexicanos dijeron que consideraban inseguro vivir en su estado, tres años después fueron 73 de cada 100.  

Empresas privadas en los estados

Las empresas de seguridad privada en México ofrecen servicios de vigilancia, custodia de personas, protección de bienes inmuebles, datos para la investigación de delitos y operación de sistemas de seguridad. Estas compañías pueden obtener dos tipos de permisos: el federal, que otorga la Comisión Nacional de Seguridad, o estatal, que otorgan las secretarías de seguridad en las entidades.

MILENIO hizo solicitudes de información a las 32 entidades para conocer el número de empresas privadas de seguridad. Aguascalientes, Campeche, Chihuahua, Colima, Durango, Guanajuato y Jalisco no entregaron la información.

Entre 2011 y 2016 se crearon en México 291 nuevas empresas de seguridad privada, 201 con permisos estatales y 90 recibieron permisos federales.

El número de empresas de seguridad privada con permisos estatales creció 8.4 por ciento al pasar de 2 mil 385 compañías en 2011 a 2 mil 586 empresas en 2014, lo que significa un incremento de 201 empresas.

La entidad con mayor incremento de empresas de seguridad privada es la Ciudad de México, con 136 más que en 2011. Le sigue Zacatecas con 48 compañías más y el Estado de México, con 31.

Las compañías de seguridad privada con permisos federales también crecieron 8.7 por ciento: pasaron de mil 28 empresas en 2014, a mil 118 en 2016.

Los estados con más empresas de seguridad privada con permisos federales son la Ciudad de México, con 408; el Estado de México, con 192 y Jalisco con 165.

Aumentó 397% registro de armas en tres años

El registro de armas, largas y cortas, ante la Secretaría de la Defensa Nacional aumentó 397 por ciento entre 2011 y 2014, según información de la dependencia.

La Sedena otorga permisos para adquirir armas a servidores públicos y mandos policiacos, clubes o asociaciones de deportistas de tiro y cacería, corporaciones que brinden servicios privados de seguridad, servicios internos de seguridad y protección de empresas, y particulares.

En 2011 había 11 mil 555 armas registradas, para el siguiente año aumentaron a 14 mil 437, en 2013 creció a 20 mil 103 y de ahí saltó a 57 mil 496 armas registradas en la Sedena.

Las entidades que suman la mayor cantidad de armas dadas de alta en esos tres años fueron Michoacán (17 mil 994), la Ciudad de México (16 mil 721) y el Estado de México (13 mil 734).

Michoacán tuvo el incremento más elevado de 2011 a 2014 en cuanto al registro de armas: pasó de tener solo 309 registros en 2011 a 16 mil 932 en 2014, porque la mitad de esas armas son las reportadas por las autodefensas (más de 8 mil armas) y 2 mil más para la Fuerza Rural Estatal.

Zacatecas, Aguascalientes y Baja California Sur fueron los estados con el menor número de armas en los tres años con 47, 345 y 415 respectivamente.

De 2011 a 2013 la Sedena otorgó 46 mil 511 nuevos permisos para adquisición de armas, 25 por ciento en 2011, 31 por ciento en 2012 y 44 por ciento en 2013.

De 2006 a 2014, la Sedena expidió 3 mil 300 licencias de portación de armas de fuego a particulares y solo en 2014 otorgó cinco licencias colectivas para compañías de seguridad privada (dos a empresas de la Ciudad de México y tres para Nuevo León).

La Sedena informó que la situación de riesgo en la que esté la persona, la ocupación o empleo son las razones principales para otorgar licencias de portación de armas.

Más seguridad para funcionarios

A todos los secretarios de Estado del gabinete presidencial y otros funcionarios del gobierno federal se les asignan elementos del Estado Mayor para coordinar, supervisar y proporcionarles seguridad.

De 2011 a 2014 el número de elementos destinados a esta tarea creció 40 por ciento: pasó de 113 elementos a 157.

El Estado Mayor Presidencial informó que en 2013 y 2014 es mayor el número de elementos porque aumentaron los funcionarios a los que se les proporciona seguridad.

En ocho años creció 63% el blindaje de autos

Otra manera en que empresarios y funcionarios públicos se protegen de la inseguridad es blindando sus vehículos.

De 2006 a 2014 aumentó 63 por ciento el blindaje de vehículos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA).

En 2012 la industria blindó 3 mil 100 autos, la cifra más alta entre 2006 y 2014.

El presidente de la AMBA, José Eduardo Llanos Valderrama, explicó que el blindaje más comercial es el nivel 3, recomendado para protegerse de disparos de armas cortas, como la magnum 44 o la 9 milímetros, usadas regularmente en asaltos. Sesenta por ciento de los clientes, que son empresarios y funcionarios públicos, piden ese blindaje.

Aunque la asociación no cuenta con datos específicos de los autos blindados por estado, las ciudades donde tienen más clientes son Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey.