Ilegales, 9 de cada 10 empresas de seguridad en México

El presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Armando Nava, detalló que el 91.7 por ciento de las empresas que prestan servicios de seguridad no cuentan con registro.  
Monterrey y el estado encabezan la lista con el mayor número de empresas de seguridad regularizadas.
(Foto: Archivo)

Ciudad de México

El 91.7 por ciento de empresas de seguridad privada en México trabajan de manera ilegal porque no cuentan con registro federal o estatal, afirmó el presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Armando Nava Trechuelo.

La asociación detectó que en México existen más de 8 mil empresas de seguridad, de las cuáles, sólo 659 están registradas ante las autoridades, es decir, el 8.3 por ciento del total.

La cifra de empresas de seguridad clandestinas aumentó, ya que en 2012 el mismo consejo detectó que de 8 mil 500 empresas, el 77 por ciento no estaban reguladas por la autoridad.

Al tomar posesión como presidente del CNSP, Nava Trechuelo explicó que el compromiso es combatir a dichas empresas “patito” porque ponen en riesgo la integridad, seguridad y patrimonio de los miles de usuarios que contratan éstos servicios.

“Hay empresas que se arman al vapor y que generalmente son las que aparecen y desaparecen, nosotros le llamamos acción cucaracha que en cierto momento aparecen en un estado, por situaciones terminan, se van a otro estado, se vuelven a armar, entonces esa es la situación que en cierto momento entran en la ilegalidad”, expresó Nava Trechuelo después de tomar protesta como nuevo presidente del CNSP.

Por ello, explicó que iniciarán una cruzada contra las empresas que trabajan al margen de la ley porque desprestigian al sector.

“En ésta cruzada nos ocuparemos junto con las autoridades a sanear la imagen de nuestra industria, detectando este tipo de empresas informales nombradas coloquialmente como patito, para que sean reguladas y actúen dentro de la legalidad”, subrayó Nava.

Y es que entre el 60 y 70 por ciento de las empresas de seguridad no cuentan con personal bien capacitado, según explicó el mismo Nava Trechuelo.

Actualmente, el Consejo Nacional de Seguridad Privada cuenta con 200 empresas afiliadas, las cuáles, son sometidas a profundas evaluaciones de verificación y certificación para dar certidumbre a los usuarios.

“Pertenecer al CNSP representa el cumplimiento de las principales normas y estándares que garantizan la prestación de servicios profesionales de seguridad privada en todas sus ramas”, dijo.

La proliferación de las empresas “patito” y las condiciones de inseguridad, provocaron un incremento del 12 por ciento en la demanda de servicios de seguridad privada, aseguró en entrevista por separado, el presidente saliente del CNSP, Ricardo Torres Escoto.

Explicó que la percepción de aumento en secuestros, extorsiones y robos, ocasionó el alza en la contratación de servicios como escoltas, autos blindados, seguridad intramuros y cámaras de vigilancia.

Además de que muchos clientes migraron a las empresas registradas.

“Ahora ya los clientes se dan cuenta que no nada más es un guardia el que hay que estar vigilando, sino en seguridad se debe buscar la redundancia y esa redundancia la obtienen a través de un circuito cerrado de televisión… El aumento se dio en empresas consolidadas, empresas importantes, bien registradas, la seguridad desgraciadamente está en manos de muchas empresas que no están reguladas”, afirmó Torres Escoto.

Y subrayó que las contrataciones fueron más notorias en la adquisición de servicios electrónicos como cámaras, alarmas y sistemas de detección de movimiento.

“Lo que más impacta a la sociedad es el tema de secuestro, el tema de intrusión en casas habitación, es lo que asusta a la población y a veces no puede ser tan grave pero la percepción es así”, dijo.

Aunque en menor medida, las empresas de Seguridad Privada comienzan a incursionar en medidas más sofisticadas como chips anti secuestro o cuartos de pánico en las viviendas.

“No es muy socorrido, quizá en los niveles muy altos hay algo de eso, pero todavía falla mucho, no hay que yo sepa, algo que nos indique que existe un chip que va a detectar donde estoy porque tecnológicamente es un problema, parece que están sacando algo pero creo que en esa incertidumbre es difícil”, señaló Torres Escoto.

Durante su participación, Juan Antonio Arámbula Martinez, Director General de Seguridad Privada de la Secretaría de Gobernación, dijo que los tres poderes del estado deben trabajar para crear una legislación que defina, ordene y promueva a las empresas.

“Que elimine de una vez por todas a la informalidad, como en otros rubros de la economía nacional, la informalidad trasciende hasta formar parte de la delincuencia y una manera efectiva de ir por un México en Paz es quitando a los simuladores, a los farsantes”, explicó el funcionario federal.