Cierran planta de Coca Cola en Guerrero por ataques

La planta ubicada en Arcelia, Guerrero, ya había cerrado sus puertas por amenazas del crimen organizado, pero había reabierto el lunes.

México

La compañía Femsa informó este miércoles que decidió cerrar uno de sus centros en Guerrero hasta nuevo aviso luego de que cuatro de sus camiones fueran incendiados.

El centro de distribución del municipio de Arcelia, Guerrero, "se mantuvo cerrado desde el miércoles de la semana pasada por amenazas a los repartidores en la rutas", indica una fuente de la empresa.

Un empleado precisó por teléfono que el centro fue reabierto el lunes pasado, pero que fue vuelto a cerrar después de que cuatro camiones repartidores fueran incendiados cuando transportaban mercancía en Tierra Caliente.

"Los operadores de los camiones fueron liberados inmediatamente sin daño alguno", comentó Femsa, que registró una caída de 4.6 por ciento en sus utilidades netas en el segundo trimestre de 2014 en relación con el mismo período del año anterior.

Por su parte, la fiscalía estatal aseguró que ya se encuentra investigando el ataque a los vehículos, que ocurrió cerca de las comunidades de Santo Niño y San José Poliutla.

En enero, un grupo de criminales quemó un camión y una camioneta que transportaban maíz, aguacate  y azúcar, y con los restos de los vehículos bloquearon una carretera que conecta Michoacán con Guerrero, dos de los estados más empobrecidos del país y claves para el trasiego y producción de marihuana, amapola y drogas sintéticas.