• Regístrate
Estás leyendo: Embestida de "Los Tequileros" causa la violencia en Guerrero
Comparte esta noticia
Jueves , 24.05.2018 / 03:56 Hoy

Embestida de "Los Tequileros" causa la violencia en Guerrero

Tienen una célula de "fuerzas especiales" que operan en municipios como Ajuchitlán y Arcelia.

Publicidad
Publicidad

Rubén Mosso

La ola de violencia que aqueja a Guerrero es responsabilidad de nueve grupos delictivos, que se disputan el control del estado, entre ellos Los Tequileros, quienes empezaron a cobrar notoriedad por los crímenes que han cometido, motivo por el cual las fuerzas federales están en busca de los líderes de esa organización criminal.

Las incursiones de esa banda a diferentes regiones motivó que pobladores de San Jerónimo El Grande, en el municipio de Ajuchitlán, crearan un movimiento de autodefensa armada debido sobre todo a los secuestros de que han sido víctimas.

De acuerdo con información del gobierno federal, Raybel Jacobo Almonte, El Tequilero, es el líder del mencionado grupo que se escindió del cártel de Los Beltrán Leyva y que estuvo alineado a la célula delictiva conocida como Los Granados, que encabeza Salvador Granados Vargas, El Chava, esta última que opera en la región Costa Grande, primordialmente en el municipio de Tecpan.

Se presume que Raybel Jacobo es responsable del crimen de María Félix Jaimes, ex regidora panista de San Miguel Totolapan, quien fue levantada y asesinada el 16 de junio de 2014.

TE RECOMENDAMOS: 'El Tequilero', autor de secuestros masivos en Guerrero

Junto al cuerpo de la mujer fue dejado un mensaje amenazante contra aquellas personas que “pasen información” a Jonhy Hurtado Olascoaga, El Pescado, líder de La Familia Michoacana, quien en expedientes de la Procuraduría General de la República es señalado como socio del empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz.

Contra El Tequilero existen 15 órdenes de aprehensión, tanto en el fuero común como federal, por delitos como extorsión, privación ilegal de la libertad y homicidio.

Se cree que Los Tequileros tienen su centro de operación en San Antonio de la Gavia, del municipio de San Miguel Totolapan, donde realizan amenazas y extorsiones a través de la célula Fuerzas Especiales Tequileros.

Además se les ubica en las alcaldías guerrerenses de Arcelia, Ajuchitlán del Progreso y Pungarabato.

En 2015, en San Miguel Totolapan, elementos de la Fuerza Estatal capturaron a Juan Vargas Macedo, El Garfield, presunto brazo derecho de Raybel Jacobo e integrante de las Fuerzas Especiales Tequileros.

TE RECOMENDAMOS: Ajuchitlán se arma contra 'Los Tequileros'

Al grupo delictivo también se le adjudica la ejecución del regidor de San Miguel Totolapan, Roberto García García.

El pasado lunes, aproximadamente 200 habitantes de San Jerónimo El Grande marcharon con el rostro cubierto para protestar por los secuestros que de manera constante cometen Los Tequileros, la mayoría de los cuales queda impune y muchas de sus víctimas son asesinadas.

LAS BANDAS

Según informes del gobierno federal, Los Ardillos, Los Rojos y Guerreros Unidos, este último responsable del caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, son las organizaciones delictivas que tienen mayor presencia debido a que operan en 75 de los 81 municipios de Guerrero.

Algunas de estas organizaciones se relacionan con grupos subversivos, mientras que sus líderes tienen familiares que han sido presidentes municipales.

En esa entidad hay presencia de otras bandas: Los Granados, La Barredora y el Cártel Independiente de Acapulco.

Esas organizaciones coexisten con otras más, como Los Caballeros Templarios y el cártel de Jalisco Nueva Generación.

Dichos grupos se escindieron del cártel de los Beltrán Leyva, luego de la muerte del capo Arturo Beltrán, El Barbas, en diciembre de 2009, quien fue abatido por fuerzas especiales de la Secretaría de Marina durante un operativo realizado en Cuernavaca.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.