Muere electrocutado en una charca en Tepa

Quería extraer agua para dar de beber al ganado y los cables del aparato le transmitieron una descarga letal.
Familiares y compañeros del sujeto, al ver que éste no regresaba de la charca, se dirigieron hasta ese lugar y encontraron a Heriberto inmóvil
Familiares y compañeros del sujeto, al ver que éste no regresaba de la charca, se dirigieron hasta ese lugar y encontraron a Heriberto inmóvil (Gustavo González)

Tepatitlán

Se sumergió en una charca a conectar una bomba de agua que diera de beber a las vacas y ya no salió con vida, pues el aparato estaba conectado a la corriente eléctrica y le transmitió una descarga al sujeto, que a la postre le produjo la muerte, este miércoles al anochecer en Tepatitlán.

 

Heriberto Rodríguez Dillón, de 30 años de edad y vecino de Tepatitlán, se encontraba laborando en una granja ubicada en el camino a la comunidad de Buena Vista, cerca del periférico de la ciudad y alrededor de las 18:00 horas de este miércoles; se dispuso a extraer agua de una charca ubicada dentro de la misma propiedad, a fin de dar de beber al ganado del lugar.

 

Rodríguez Dillón se dirigió al estanque con una bomba eléctrica, se sumergió de las rodillas hacia abajo en el agua para introducir la manguera del sistema de bombeo, pero al parecer, los cables del mismo, que estaban conectados a la corriente eléctrica, también hicieron contacto con el líquido, provocando una descarga al hombre.

 

Familiares y compañeros del sujeto, al ver que éste no regresaba de la charca, se dirigieron hasta ese lugar y encontraron a Heriberto inmóvil y parcialmente dentro del agua, notando además que la bomba se encontraba conectada, por lo que cortaron el suministro de energía y sacaron al hombre hasta la superficie, para enseguida llamar al número de emergencias.

 

Minutos después arribaron paramédicos de Protección Civil, que revisaron a Heriberto Rodríguez y se dieron cuenta de que ya no tenía signos vitales, teniendo que dar aviso a la Fiscalía Regional para que se hiciera cargo del cuerpo.

 

Policía municipales se quedaron resguardando el lugar de los hechos en lo que llegaba el personal de la Fiscalía y el Servicio Médico Forense, mientras los familiares y compañeros del occiso, que ya no podían contener más la tristeza, comenzaron a rezar por el descanso de Rodríguez Dillón.

 

Luego un agente del Ministerio Público tomó conocimiento de los hechos y ordenó el traslado del cadáver a las instalaciones del Semefo de Tepatitlán.