‘El Cadete’ también fue mando de la policía de Petatlán

Junto con otros dos ex jefes capturados, fue trasladado al penal federal de Nayarit.
Javier Galeana Cisneros 'El Cadete' en realidad si tenía una carrera policíaca

México y Acapulco

Javier Galeana Cisneros, El Cadete, uno de los 20 policías de Zihuatanejo detenidos y encarcelados por vínculos con el crimen organizado, ya había sido comandante de la Policía Municipal de Petatlán.

MILENIO consultó al gobierno de Guerrero y confirmó que El Cadete se desempeñó como mando municipal antes de ser capturado por autoridades federales y estatales, al detectarse que este presunto integrante de bandas delincuenciales tomó control de la policía de Zihuatanejo.

El Cadete era policía, pero con ligas con grupos delictivos”, detallaron las autoridades estatales.

Precisamente este sujeto y otros dos que laboraban como mandos operativos de la Dirección de Seguridad Pública y Vialidad de Zihuatanejo fueron trasladados ayer al Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) 4 El Rincón, en Nayarit.

Lo anterior ocurrió un día después de que 20 policías municipales fueron vinculados a proceso, bajo los cargos de delincuencia organizada y portación ilegal de cartuchos y armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

El pasado 16 de mayo se realizó un operativo, que contó con la participación del Ejército, para desarmar y detener a todos los elementos de la policía de Zihuatanejo.

Se trató de 60 agentes, de los cuales 15 no aprobaron la evaluación de confianza, 42 no estaban debidamente acreditados pese a que contaban con armas, uniformes e insignias oficiales, y tres eran mandos que fueron señalados de tener vínculos con la delincuencia organizada.

El 19 de mayo, 40 policías fueron liberados tras acreditar que laboraban legalmente y 20 permanecieron recluidos en el penal de Acapulco, a la espera de la resolución del juez, que se dio el miércoles pasado.

Mientras los tres ex mandos fueron enviados al penal federal de Nayarit, los 17 policías restantes quedaron recluidos en el Cefereso número 13, en Miahuatlán, Oaxaca.

Las autoridades explicaron que el traslado de los 20 agentes a cárceles federales se dio como una medida cautelar y para preservar su integridad.