‘El Cadete’, del grupo ‘Sangre Nueva Guerrerense’

A esa célula delictiva también pertenecen los otros dos mandos presos en el penal de Nayarit.

México

Autoridades federales confirmaron que Javier Galeana Cisneros, El Cadete, mando policiaco de Zihuatanejo vinculado a proceso y encarcelado en el penal federal de Nayarit, pertenece a la célula delictiva Sangre Nueva Guerrerense.

Junto con El Cadete, presuntamente también forman parte de esa organización criminal Víctor Manuel Cabrera Barrientos, El Mounstro, quien era subdirector de la corporación, y Martiniano Silva Rizo, ambos también recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4, El Rincón, de Tepic.

El pasado 16 de mayo, militares encabezaron un operativo en la sede de la policía municipal de Zihuatanejo, corporación que, según autoridades, estaba infiltrada por el crimen organizado.

Ese día fueron detenidos 60 elementos, de los cuales 42 no estaban debidamente acreditados, 15 no aprobaron la evaluación de confianza y tres eran mandos que fueron acusados de nexos con la delincuencia.

Una semana después y luego de que fueran liberados 40 elementos, Roberto Álvarez, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, confirmó: “Hay tres personas dentro del paquete de 20 imputados que están señalados de haber tomado o asumido el control de la policía de Zihuatanejo, entre ellos la persona a la que se conoce como El Cadete”.

Apenas el miércoles pasado, tras una audiencia de 16 horas, un juez federal de control determinó vincular a proceso a los 20 uniformados que permanecían presos en el penal de Acapulco, quienes enfrentan los cargos de delincuencia organizada y portación ilegal de cartuchos y armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

De esos 20 elementos, 17 fueron trasladados al Cefereso 13 de Miahuatlán, Oaxaca, mientras los tres que fungían como mandos fueron internados en el de Nayarit, a fin de preservar su integridad.

El viernes pasado MILENIO dio a conocer que El Cadete había sido comandante de la Policía Municipal de Petatlán, antes de asumir el mando en Zihuatanejo.

Autoridades estatales señalaron: “El Cadete era policía, pero con ligas con grupos delictivos”.

De los 220 municipales que permanecen en Zihuatanejo, 100 serán sometidos a evaluaciones y 70 serán dados de baja.