Detienen en CdMx a líder de célula de 'La Barredora'

Nicasio Arizmendi, 'El Cacho', fue capturado junto con su escolta durante un cateo en Tlalpan.

México

Elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) detuvieron en Ciudad de México a Nicasio Arizmendi Díaz, El Cacho, presunto líder de una célula de secuestradores del grupo criminal La Barredora, una escisión del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

Funcionarios del gobierno federal señalaron que la captura de Arizmendi se realizó el pasado viernes, durante un cateo a un inmueble, en la delegación Tlalpan.

Junto con El Cacho, indicaron, se logró la detención de una persona que fungía como su escolta, a quien se le encontraron dos armas de fuego de uso exclusivo.

En un primer momento, los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público federal adscrito a la Unidad de Terrorismo y Tráfico de Armas de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

Explicaron que, de acuerdo con mensajes que se han encontrado en Guerrero en los últimos años dejados por el crimen organizado, El Cacho operó también para el cártel Independiente de Acapulco, asimismo, familiares del detenido fueron asesinados en venganza por sus acciones.

En julio de este año, en Ciudad de México, elementos de la AIC detuvieron al guatemalteco Carlos Arturo Rubio Parra, El Cache, identificado por Estados Unidos como el intermediario entre los cárteles mexicanos y colombianos, estos últimos abastecen de cocaína a los primeros, entre ellos, al de Sinaloa que encabeza Ismael El Mayo Zambada.

El Cache fue capturado con base a una orden de detención provisional con fines de extradición, ya que la Corte Federal para el Distrito Este de Nueva York lo requiere para juzgarlo por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.

La captura de Rubio se realizó en las inmediaciones de la colonia San Ángel, en Ciudad de México.

Guerrero

MILENIO público que la ola de violencia que aqueja a Guerrero es responsabilidad de nueve grupos delictivos que se disputan el control del estado, entre ellos, Los Tequileros, quienes comenzaron a cobrar notoriedad por los crímenes que han cometido, motivo por el cual las fuerzas federales están en busca de los líderes de esa organización.

De acuerdo con informes del gobierno federal, Los Ardillos, Los Rojos y Guerreros Unidos, éste último responsable de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, son las organizaciones que tienen mayor presencia, debido a que operan en 75 de los 81 municipios guerrerenses.

Algunas de estas organizaciones tienen vínculos con grupos subversivos, mientras que sus líderes tienen familiares que han sido alcaldes. Los grupos se mantienen en conflicto. No obstante, en esa entidad hay presencia de otras bandas: Los Granados, La Barredora y el cártel Independiente de Acapulco.