EPR niega que protestas por gasolinazo sean actos vandálicos

Indicó que las circunstancias socio políticas y económicas confirman la urgencia de que la sociedad construya organismos de combate popular para resistir y hacer frente a las medidas antipopulares.
Vitrales dañados en Palacio de Gobierno.
Vitrales dañados en Palacio de Gobierno de Nuevo León. (Archivo). (Jorge López)

México

Las acciones de descontento y manifestación popular contra el gasolinazo no son actos de vandalismo ni delincuenciales, sino respuesta legítima a medidas antipopulares que empobrecen aún más a la ciudadanía, aseguró el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

A través de su brazo político, Partido Democrático Popular Revolucionario, puntualizó que las circunstancias socio políticas y económicas confirman la urgencia de que la sociedad construya "organismos de combate popular para resistir y hacer frente a las medidas antipopulares del régimen", así como a los malos políticos.

En un comunicado, expuso que las manifestaciones son consecuencia inevitable de la política económica aplicada de "manera servil" por el Estado mexicano en función de los intereses imperialistas por más de 34 años.

El EPR señaló que el alza a los combustibles tiene como propósito inmediato recaudar más ingresos para el estado burgués mexicano, que busca con ésta y otras medidas costear el déficit financiero del gasto público.

"Ahí donde existe voluntad popular de combatir, donde emergen acciones legítimas de descontento y protesta popular es necesario despojarse de la tendencia de huir cuando llegan los cuerpos policiaco militares y enfrentarlos con la autodefensa popular", añadió.

"Sumergido el país en una profunda recesión económica, y a consecuencia de ello una miseria creciente, la presente junta administrativa (gobierno) impone más medidas antipopulares que se materializan en mayor pauperización para las masas trabajadoras y en mayores beneficios para los oligarcas.

"Es el caso de la liberación del precio de los combustibles, medida que se ha impuesto a exigencia del capital monopolista y en beneplácito de sus amos imperialistas", aseguró.

Resaltó que se trata de una medida pro oligarca auspiciada para generar prácticas monopolistas basadas en la escasez artificial y la especulación, para así justificar las medidas de la reforma energética, el "entreguismo" y garantizar altas tasas de ganancia a quienes se han apropiado de la rama productiva.

Manifestó que si se trata de encontrar responsables, no es necesario hacer supuestas investigaciones de inteligencia, ni alharacas esquizoides.

"Los únicos responsables son los politicastros quienes firmaron el Pacto por México, aprobaron solícitamente las reformas burguesas de carácter neoliberal y alimentan las mentiras económicas de la junta administrativa, todo en beneplácito de la política transexenal del régimen.

"El actual incremento abrupto y creciente del precio de las mercancías muy por encima de su valor, es producto de las prácticas monopolistas auspiciadas por el gobierno antipopular, universo de mercancías que en relación con el precio del salario ha provocado un proceso inflacionario creciente".

Expuso que esto ha traído como consecuencia inmediata mayor precarización en las condiciones de vida del campesino pobre, el proletariado, sectores populares y los pequeños propietarios.

"Estas son las causas inmediatas del descontento, manifestación y protesta popular ante las cuales cacaraquean iracundos los señores reaccionarios, criaturas que personifican al capital, la servidumbre de la burguesía, como lo son los politicastros", dijo.


jbh