Ejército busca a desaparecidos en Polixtepec

Habitantes de la comunidad guerrerense ayudan a los militares y a Personal la Fuerza Estatal a señalar los sitios en donde podrían estar dos personas que desaparecieron el domingo en un ataque.

Chilpancingo

Personal la Fuerza Estatal (FE) realiza un operativo de búsqueda de dos personas que permanecen desaparecidas tras el ataque a granadazos la noche del domingo 22 de noviembre en Polixtepec, comunidad perteneciente a Leonardo Bravo.

Al menos 70 elementos de la policía estatal iniciaron un despliegue hacia pueblos como El Naranjo, Ojo de Agua, Yextla y Tecomazuchil la tarde del miércoles 25, en tanto que personal del Ejército y de la Policía Federal (PF) ya tuvieron un primer contacto con los habitantes de la comunidad agraviada.  

Los policías buscan a Héctor Barragán Vega, un padre de familia que la noche del domingo repelió una agresión.

De acuerdo con los vecinos, Héctor logró abatir a dos de sus agresores y escapó de la comunidad, en respuesta, los delincuentes lanzaron al menos dos granadas contra su casa, la cual quedó reducida a escombros con cuatro personas muertas en su interior. Las víctimas mortales fueron la esposa e hijos de Barragán Vega.

En la búsqueda participan habitantes de comunidades cercanas a Polixtepec, quienes van protegidos por la FE para evitar que se les reconozca.

En Polixtepec permanecían desde el lunes, 50 elementos de la FE, quienes fueron reforzados por otros 20 que llegaron con la indicación expresa de implementar el operativo de búsqueda.

Los soldados que llegaron a la zona pertenecen al 27 Batallón de Infantería ubicado en Iguala de la Independencia.

Los militares recabaron información y se cercioraron de que en un techo con lámina de asbesto permanece una granada que no estalló.

Familiares de Héctor Barragán realizaban el levantamiento de escombros, carbón, cenizas y toda la chatarra que generó el incendio en que fallecieron la esposa e hijos del hoy desaparecido.

Los soldados les señalaron que un artefacto explosivo como ese tiene un radio de impacto superior a los 20 metros, por lo que estaban en una situación de riesgo y los conminaron a detener su actividad y retirarse.

Dijeron también que los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) debieron acordonar y preservar el área, por ser la escena de un crimen múltiple, lo que no ocurrió.

Por la noche llegaron a la zona elementos de la Policía Ministerial, quienes llegarían a Polixtepec también para participar en la búsqueda de los dos desparecidos, así como también sostener algunas entrevistas con los vecinos.

Los elementos del Ejército Mexicano se retiraron, pero dijeron que volverán el jueves para desactivar la granada y retirarla del techo en que lleva ya cuatro días.