Presume vocero estrategia de comunicación contra delincuencia

Eduardo Sánchez dijo que las acciones del Gobierno Federal para difundir detenciones desincentiva a más personas a unirse a las filas del crimen organizado.
Eduardo Sánchez anuncia el recurso interpuesto ante la Suprema Corte.
Eduardo Sánchez anuncia el recurso interpuesto ante la Suprema Corte. (Especial)

Ciudad de México

La estrategia de comunicación en materia de crimen organizado que el actual gobierno federal implementó, desincentivó a más personas para unirse a las filas de bandas delincuenciales por ser un modelo aspiracional.

Así lo aseguró, Eduardo Sánchez, Vocero del Gobierno de la República, durante su participación en la Mesa de diálogo ‘El papel de los medios en la prevención social de la violencia’ durante el segundo día de actividades de la Semana de la Prevención Social de la Violencia y de la Delincuencia.

Eduardo Sánchez  explicó que esta nueva forma de dar a conocer detenciones o hechos relativos a la delincuencia organizada no hace apología de estas actividades ilícitas.

“La manera de comunicar por parte del gobierno, a partir de esta administración, desincentiva cualquier conducta en ese sentido y es una forma de presentar la información que beneficia al ciudadano en vez de beneficiar a los delincuentes”.

“Por un lado se respetan los derechos de los delincuentes y por otro se respeta el derecho que tiene la sociedad a ser informada sin que esta presentación de la información se convierta en un elemento para hacer apología del crimen y de la violencia”, dijo.

Durante su participación en la mesa de diálogo, El papel de los medios en la prevención social de la violencia, el funcionario detalló la diferencia en cuanto a la estrategia seguida en materia de seguridad respecto a administraciones pasadas que  "cometieron muchísimos errores" que permitieron que presuntos criminales fueran exculpados.

“Hemos dejado de llamar a los delincuentes por sus apodos, los delincuentes como cualquier otro ciudadano tiene nombre y apellido”.

“Las presentaciones nunca más se han hecho en vivo, si acaso se presenta una fotografía de frente y de perfil del delincuente con el único propósito de que quien pudiera haber sido afectado por esta persona pueda reconocerlo y presentar la denuncia correspondiente”, precisó.