De 18 a 29 años, edad de secuestradores en México

El delito va al alza y se extiende cada vez a más municipios, lo que confirma que las autoridades no han dado resultados, denuncia.

México

El rango de edad de los secuestradores en México es de 18 a 29 años, señala el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) en el "Análisis integral del secuestro en México. Cómo entender esta problemática".

Añade que los plagiarios son cada vez más jóvenes y arriesgados, seleccionan con cuidado a sus víctimas y se vinculan con hombres y mujeres que ya han pasado tiempo en prisión o correccionales.

El delito, agrega, continúa al alza y se extiende cada vez a más municipios, lo que confirma que las autoridades federales, estatales y locales no han dado los resultados necesarios en esta materia

Este crecimiento resulta alarmante y puede ser mayor al reportado por las autoridades, pues las denuncias que se presentan en la Procuraduría General de la República no se suman a las estadísticas mensuales.

"Las estadísticas que se dan a conocer mes tras mes solo contemplan las denuncias del fuero común, por lo que estos datos de averiguaciones previas iniciadas a escala federal, pese a que son cifras preliminares, nos demuestran que el problema del secuestro puede ser mucho mayor de lo que se tiene pensado", expone.

Advierte que en los estados del norte la situación es cada vez más grave, "en particular en Tamaulipas, pues en lo que va de 2014 esta entidad continúa presentando un comportamiento preocupante: acumuló 9 por ciento de los registros".

En el documento, el ONC reprocha que las autoridades sean parciales en la evaluación de sus resultados contra el secuestro, por lo que recomienda al gobierno federal que se dedique a trabajar mecanismos para sistematizar información.

"Que nos permitan tener acceso periódico a los registros de los secuestros del fuero federal en las bases de datos disponibles en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Esto es fundamental, sobre todo si se tiene un genuino interés de mejorar las condiciones de seguridad", solicita.

El ONC encontró evidencia de que en entidades con una cifra elevada en secuestro, la población no confía en su policía municipal.

Asimismo, existe la incertidumbre de que las procuradurías estatales no actúen conforme a la ley cuando se trata de un secuestro exprés o con las distintas formas de plagio contrarias al entendimiento cotidiano de qué es y cómo se persigue este delito.

Subregistro

"En consecuencia, podemos esperar que haya cierto subregistro en algunas entidades, por lo que son necesarios esfuerzos para que las autoridades competentes apliquen la ley general, pues dicho ordenamiento jurídico surgió de la mano de las organizaciones de la sociedad civil para brindar las bases necesarias para frenar y prevenir este delito pluriofensivo", apunta.

De acuerdo con registros del SNSP, el noreste del país es la región que ha mantenido más altas las tasas de denuncia por secuestro por cada cien mil habitantes durante el primer cuatrimestre de 2014.

Resalta el caso de Tamaulipas, con una tasa de inseguridad cuatrimestral 465 por ciento mayor que la nacional y con la cifra más alta de secuestros múltiples.

En cuanto al plagio de migrantes, para el ONC resulta preocupante la falta de información de calidad, pues evidencia que no hay interés en este tema por parte de las autoridades federales.

Señala: "Esto hace que cuestionemos el verdadero interés de las autoridades en el tema de derechos humanos y de seguridad, ya que al hacer invisible este fenómeno delictivo y las vejaciones que conlleva se está ignorando el respeto a la dignidad humana y a las garantías fundamentales de cualquier persona".

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]