México es el tercer productor de amapola en el mundo: ONU

De acuerdo con la ONU, México es el tercer productor de amapola en el mundo, sólo detrás de Afganistán y Myanmar, además de ser el principal proveedor de heroína en el oeste de EU.
En el plantío destruido fue localizado un hombre y un arma de fuego.
México fue considerado por la ONU como el tercer productor de amapola en el mundo. (Especial)

Ciudad de México

México es el tercer productor de amapola en el mundo, detrás de Afganistán y Myanmar, de acuerdo con el Reporte Mundial sobre Drogas 2017 de la Oficina de Naciones Unidas sobre Droga y Crimen.

TE RECOMENDAMOS: En 2015, consumió drogas 5% de la población mundial: ONU

El informe indica que "la tercer más grande área en el mundo donde se produce amapola fue identificada en México", además de que "casi toda la heroína encontrada en las ciudades del oeste de Estados Unidos es de origen mexicano".

La agencia de la ONU explicó que el área de amapola cultivada en Afganistán es cercana a las 304 mil 800 hectáreas, en Myanmar es de 55 mil hectáreas y en México se cultivan cerca 26 mil 100 hectáreas de amapola.

El reporte agregó que México sigue siendo una de las principales rutas para el tráfico de cocaína en América y en el segundo mercado en la región para esta droga luego de Estados Unidos.

Agregó que hay un aumento de la producción, tráfico y consumo de cocaína en el mundo, "la fabricación mundial de clorhidrato puro de cocaína alcanzó las 1.125 toneladas en 2015, lo que representa un aumento general de 25 por ciento respecto a 2013", indicó.

De acuerdo con la ONU, México es el primer lugar en decomiso de mariguana y el principal destructor de plantíos en América Latina.

"Cerca de dos tercios de la cantidad total de mariguana decomisada en el mundo fue decomisada en América, principalmente en México, seguido de Estados Unidos, Paraguay y Brasil.

TE RECOMENDAMOS: Crimen organizado ya no es un problema de seguridad nacional: PGR

Aseguró que el narcotráfico parece haber aumentado ligeramente en 2015, y los mercados de algunas drogas, especialmente cocaína y sustancias sintéticas, lo cual representa entre un quinto y un tercio de los ingresos de grandes grupos trasnacionales de crimen organizado.


JASR